Ya hemos comentado la posibilidad de hacer un trío sexual en pareja: una fantasía muy excitante pero que tiene sus problemas a la hora de llevarla a la práctica. Pero ¿qué hay del otro lado? ¿cómo se tiene que comportar el tercero de un trío? ¿Qué se espera de él?

Sexo para parejas - cómo comportarse en un trío

En algunas ocasiones nos han consultado qué hay que hacer para ser el tercero de un trío, e incluso dónde se pueden buscar parejas interesadas. Pero la consulta más preocupante es la siguiente:

somos pareja y hemos salido con chicos solos algún par de veces. Nos ha ocurrido que en ocasiones incluso hemos tenido que pagar los licores de él. Te propondría hacer un manual de los chicos solos en trío: quién paga la cuenta, un detalle que ellos debieran llevar al momento de la cita (una flor o un prenda erótica para la chica), etc

La situación que se comenta en esta consulta es sorprendente, y la primera respuesta está clara: Ese tipo de persona no es el adecuado para participar en un trío, porque no sabe cuál es su papel. Sólo quiere una noche de sexo, y no le importa nada más. Así que vamos a comentar los puntos más importantes que tiene que cumplir cualquier persona, chico o chica, que quiera compartir un trío sexual con una pareja.

Sexo para parejas - cómo comportarse en un trío sexual

Ideas básicas

El tercero en un trío tiene que tener claro que él es un juguete sexual de la pareja. Puede parecer brusco, pero es así de sencillo: la pareja es la que decide tener una relación con un tercero, de vivir una experiencia sexual con otro individuo. Es similar a ir a un sexshop y comprar un juguete sexual nuevo: puede gustarte o no, pero existe la excitación de probarlo.

Otra cosa que debe tener claro es que lo más probable es que sea un hecho puntual: a diferencia de un menage-a-trois, el trío sexual evita tener ningún tipo de sentimientos, es puro sexo. Y así lo más fácil es ir cambiando de juguete, es decir, probar distintas personas para conseguir más experiencias con mínimo riesgo de problemas sentimentales.

Esto no quiere decir que el tercero no tenga que esforzarse porque va a ser una única vez. A menudo los tríos se repiten, pero al de mucho tiempo (un año más tarde, por ejemplo), e incluso hay recomendaciones (veladas, por lo general) entre parejas. Al fin y al cabo no es tan fácil encontrar a una persona que cumpla con las expectativas!

Y es que al final el problema es que las parejas esperan mucho de un trío sexual, porque es una fantasía hecha realidad. Si quieres ser el tercero de un trío tienes que tenerlo claro: si es su primera vez ellos dos quieren vivir una fantasía que tendrán idealizada, y va a haber sorpresas!

Sexo para parejas - en la cama en un trío sexual

Ideas clave para la cama

  • Habla con la pareja antes sobre el sexo, tanto como puedas. Ni se te ocurra irte a la cama a toda prisa, aunque ellos quieran.Todos tenéis que saber dónde están los límites (especialmente en cuanto a relaciones entre individuos del mismo sexo), pero tú tienes que intentar averigüar qué esperan de la experiencia. Si no lo haces puedes encontrarte con sorpresas en medio de la relación, con la consiguiente pérdida de placer. Así que conviértelo en un “jueguecito” previo: consigue que te hablen de lo que les gusta y lo que no, y que se exciten en el proceso.
  • Asegúrate de los juegos “duros”: Puede que la pareja tenga en mente un tema de dominación o bondage. Y aunque puede que no quiera aplicártelo a ti, la situación se va a poner un poco rara si no te va el tema. Así que asegúrate de que todos estáis pensando en el mismo tipo de sexo.
  • Asegúrate de que los dos están dispuestos e interesados en probar el trío. Si ves que uno de los dos es reticente, evítate problemas: diles que no parecen muy seguros, que se lo piensen y que si siguen decididos te llamen tranquilamente.
  • ¿Sexo impersonal o cariñoso? La gran duda para el tercero en un trío suele ser hasta qué punto ser cariñoso o suave. Hay parejas que evitan los sexos en la boca con el tercero, y prefieren un sexo totalmente impersonal. En este caso eres un juguete sexual, sin cara ni nombre, y no les importa nada tu personalidad. Sin embargo en otros casos la pareja tiene la confianza suficiente como para disfrutar de las caricias y la sensualidad del tercero, y entonces el sexo puede tener más contacto previo.

Sexo para parejas - caricias y cariño en un trío sexual

  • El objetivo tiene que ser que ellos disfruten. Es así de sencillo: estás ahí porque ellos dos te han dejado entrar en su vida sexual, a cambio de que les hagas disfrutar. Así que si eres una persona sexualmente egoísta no deberías ni planteártelo. Asegúrate de que todos disfrutan sexualmente y tienes el éxito en tus manos!
  • Discreción garantizada. Si quieres ser parte de un trío tienes que darles la seguridad de que nunca se lo vas a contar a nadie (al menos diciendo nombres, direcciones o detalles, es decir, obviamente puedes contar detalles ambigüos). Garantiza la discreción y te lo agradecerán enormemente.
  • Higiene perfecta. Tienes que llevar a tu mejor “yo”, el más sexy que tengas, y esto implica que tu higiene corporal debe ser impecable. Sin duda.
  • Conquista! Vete con tus mejores galas, por ejemplo llevando algo de lencería. Y si has quedado dentro de unos días puedes ir preparando el ambiente mandándoles fotos insinuantes. Vamos, haz lo posible por apoyar el juego de excitación previo.

Sexo para parejas - lencería para un trío sexual

  • Participa, que para eso estás. No dejes que ellos lo hagan todo. Si sólo respondes a sus propuestas la experiencia sexual va a ser bastante mediocre. En base a lo que has hablado con ellos tienes que participar y aportar algo nuevo. Por ejemplo si te han comentado que les gustan los juguetes sexuales puedes llevar uno nuevo (si la cita es otro día, claro). Puede ser un simple vibrador para el pene o el dedo, algo sencillo que demuestra que estás intentando aportar algo a su vida sexual. O puedes llevar una botella de champán, que puedes presentar como un juguete sexual (le dejas deslizar sobre el cuerpo de uno de ellos y los otros dos lo lamen…). El caso es que tu papel pasa por aportarles algo nuevo, así que sé original!
  • Déjales su espacio: Habrá momentos durante y después de la relación en la que ellos dos estén “en pareja”, es decir, disfrutando de algo en lo que tú no encajas. Asúmelo y déjales su espacio, que lo disfruten. Por ejemplo puede que en un momento de relajación durante la relación se pongan a abrazarse y besarse en tono íntimo: déjales disfrutar de ello en vez de atacar con más sexo. O que después de toda la sesión de sexo se queden abrazados: déjales su espacio y vete al baño. Al fin y al cabo eres un “invitado”!
  • El dinero: Tanto si hablamos de la cuenta del bar como de la habitación de un hotel, siempre ofrécete a pagar todo a medias. Las dos partes obtenéis un beneficio de la situación, así que es lo justo. Los que se comportan como unos “cutres” tienen poca carrera como terceros en un trío.

Sexo para parejas - cómo ser el tercero en un trío sexual

Prevención y seguridad: muchos preservativos!

Un tema de especial importancia para los tríos sexuales es la prevención: dado el peligro de enfermedades sexuales, el tercero tiene que dar la garantía de que se va a usar preservativo. Así que lleva tú mismo los preservativos, aunque te hayan dicho que tienen ellos. Y también es recomendable que lleves lubricante, posiblemente de sabores. Es decir, aporta tú la componente de seguridad y estaréis todos más tranquilos.

En este sentido un trío con dos varones (HMH) debería basarse en que los dos chicos tienen puestos preservativos masculinos, mientras que un trío con dos mujeres (MHM) es más cómodo si ellas tienen puestos preservativos femeninos. De esta forma se reducen los cambios de preservativos, que son siempre engorrosos. Evidentemente si aparecen relaciones bisexuales y/o anales no hay forma de evitarlos, así que lleva un número suficiente de ellos.