Si os va el riesgo de los lugares públicos y quieres sorprender de verdad a tu pareja, aquí os proponemos un sitio muy original en el que tener una sesión de sexo sorprendente: unos baños públicos! ¿Te atreves a usar los baños públicos de una forma muy caliente?

Sexo para parejas - sexo en baños públicos

El sexo en un sitio público tiene un toque exhibicionista que te subirá la adrenalina y convertirá el sexo en una aventura! Hemos hablado del transporte público, las azoteas, los ascensores, los aparcamientos públicos… Hay muchísimas opciones, pero aquí os recomendamos los baños públicos!

Cuando nos referimos a los baños públicos no nos estamos refiriendo a los baños que están en la calle: es una opción demasiado arriesgada! Nos estamos refiriendo a los baños que puedes tener en distintos establecimientos públicos: en un centro comercial, unos cines, tiendas muy grandes… Por lo general son baños grandes, situados en alguna esquina recóndita del edificio, y que apenas tienen gente.

Sexo para parejas - sexo salvaje en baño público

Así que lo que recomendamos es ir a uno de estos centros comerciales a una hora y día en la que no haya mucha gente, por ejemplo a la hora de comer. Si hay poca gente comprando, en los baños no habrá nadie, así que cuando pases cerca de unos baños coges a tu pareja de la mano y la llevas por sorpresa a un baño.

Da igual si le llevas al baño de hombres o de mujeres, el caso es que le sorprenderás muchísimo! Ponle tu sonrisa más pícara y dile que vais a «hacer una locura». Os metéis en uno de los váteres, cerráis la puerta y ahora ya tienes una cierta privacidad.

Te recomendamos hacerle un pequeño show erótico a tu pareja, para que se vaya emocionando. Luego puedes pasar al sexo oral, y de ahí a la penetración! O si lo prefieres puedes dejarlo en excitar a tu pareja y mantenerla así hasta llegar a casa, y ahí dar rienda suelta al deseo!

Sexo para parejas - show erótico en unos baños públicos

Eso sí, tenemos unos cuantos limitantes que no podemos olvidar:

  • No podemos dedicarle demasiado tiempo: Corremos el riesgo de que entre alguien, se dé cuenta de lo que estamos haciendo y se queje a seguridad. O peor aún, de que alguien de seguridad se haya fijado en que hemos entrado en el mismo baño y decida darse una vuelta a ver qué pasa. En cualquier caso si lo hacemos relativamente rápido no pasará nada, pero por si acaso os recomendamos elegir un centro comercial que no tenga problemas de seguridad (que esté en una zona buena, que no haya robos, etc). De esta forma los guardas de seguridad no estarán tan suspicaces
  • Cuidado con los niños: Si nos pilla una persona mayor realmente no pasaría nada, podemos pasar cierta verguenza pero hasta ahí llega la historia. El problema real es si nos ve un menor de edad: en muchos países (entre ellos España) esto está penado, así que podríamos meternos en un problema grave. Así que nada de utilizar baños cercanos a jugueterías o zonas de juego, y si oís a un niño cerca parad automáticamente!
  • Nada de gritar: Hay que evitar montar un alboroto, ni gritos, ni golpes, ni nada que pueda ser malentendido por otra persona que esté usando los baños. Esto tiene su punto erótico: puedes susurrarle tus gemidos al oído de tu pareja, y el tener que contenerte es muy excitante!
  • Al salir mantén la normalidad: Aunque te cruces con alguien al salir, que os mira raro porque salís los dos del mismo baño, asegúrate siempre de mantener la normalidad. Nada de risitas o avergonzarse: hay que actuar como si nada hubiera pasado. De esta forma la persona se quedará con la duda y ni siquiera se quejará.

Así que estate atento/a a los baños públicos cada vez que vayas de compras con tu pareja y dale una sorpresa que le quitará la sensación de rutina erótica durante años!