Mimochina nos sorprende otra vez, pero no con uno de sus fantásticos juegos de rol, sino con un sitio muy especial: la azotea de nuestro edificio. Esta es una idea para sorprender a nuestra pareja cuando queramos una forma sencilla de romper la rutina (sobre todo en verano o corremos el riesgo de congelarnos de frío :P) ¿Porqué no hacerlo bajo las estrellas pero en un entorno más urbano?

Sexo para parejas - sexo en la azotea

La azotea de los edificios urbanos suele ser un sitio olvidado: A veces se emplea para colgar la ropa, a menudo está llena de instalaciones de aire acondicionado y a veces no se puede ni acceder a ella. Pero cuando sí se tiene acceso suele ser un sitio «semi-público»: Puede ir algún vecino de vez en cuando pero nadie más. Con esto tenemos un cierto riesgo de que nos pillen, pero controlado: Es poco probable, y en el caso de que pasara, tampoco es nada grave (algo así como el caso del ascensor). Así que es el sitio perfecto para romper la rutina sexual de la pareja!

Sexo para parejas - sexo exhibicionista en la azotea

Evidentemente el primer aliciente de la azotea es el hacerlo al aire libre, que es toda una sensación distinta y propia de los lugares públicos que hemos comentado (el monte, la playa, los aparcamientos públicos…). El segundo es la posibilidad de que nos pillen, el toque exhibicionista. Y el tercero es la posibilidad de que nos vea alguien desde otro edificio. Este último es controlable, ya que siempre podemos colocarnos a cubierto de miradas indiscretas. Pero siempre nos quedará esa chispa que le va a dar mucha gracia al sexo!

La azotea de noche es un sitio aún más especial: No tiene tanta componente de exhibicionismo, ya que es poco probable que alguien suba o que puedan vernos desde otro edificio, pero es mucho más romántica. Y además de noche cualquier sombra se puede convertir en un cobijo perfecto.

Sexo para parejas - exhibicionismo erótico en una azotea

Lo mejor que podemos hacer si tenemos acceso a nuestra azotea es darle toda una sorpresa a nuestra pareja: Así estos alicientes serán mucho mayores para él/ella, ya que no habrá podido pensarlos por adelantado y será toda una «aventura». Para que sea toda una sorpresa tendremos que conseguir que suba sin que pueda imaginarse nada. Algunos de los consejos de Mimochina:

  • En el caso de que se cuelgue la ropa en la azotea: Pedirle a nuestra pareja que suba con nosotros a ayudarnos para tender las sabanas y con esa excusa asaltarle en plena faena…aunque luego tengan que acabar de nuevo en la lavadora!
  • O tal vez podemos sorprenderle con algo más elaborado. ¿Qué tal si la próxima noche de luna llena mientras nuestra pareja está viendo tranquilamente la televisión le decimos que nos espere mientras subimos a recoger la ropa y luego un repentino sms al movil le indica que debe venir a ayudarnos? Podría encontrarse con nosotros, una mantita, unas velas y un par de copas de vino… El romanticismo y el riesgo de que nos pillen puede ser una mezcla explosiva!!
  • También podemos subir a tomar el sol, y aprevechar la situación para hacer todo un show erótico, hasta que nuestra pareja ya no pueda más!
  • La clásica excusa de subir a ver las estrellas, quizás porque hay una lluvia de estrellas fugaces. Te llevas a tu pareja a un lugar oscuro y le asaltas por sorpresa…

Sexo para parejas - show erótico en la azotea

Y por último tenemos aquellos casos en los que la azotea no se usa, sino que el presidente de la comunidad es el único que tiene la llave para esa puerta olvidada en el último piso. Pues aún mejor! Pídele la llave un día con la excusa de comprobar el respiradero de la bajante (o lo que se te ocurra), y prepárale toda una sorpresa por la noche a tu pareja. A la semana siguiente devuelves la llave y nadie sabe nada!

Agradecer una vez más a Mimochina que comparta su imaginación y experiencias con todos, para que podamos darle un poco más de erotismo a nuestras vidas, y sobre toda a nuestras relaciones de pareja. A trabajarlo!!