Hace poco hablábamos de la playa como un sitio con grandes posibilidades sexuales, principalmente por ser exterior. Ahora nos concentramos en otra sitio exterior: el monte. Ya sea una pequeña subida a un montecito o una larga caminata por una cordillera, en el monte nos encontramos en una zona pública exterior pero con posibilidad de conseguir intimidad. Una gran oportunidad que no podemos desaprovechar!

Sexo para parejas - sexo en el monte

Esta práctica es bastante común, podemos encontrar fácilmente videos y fotos amateur por la red.

Las posibilidades dependerán del tiempo atmosférico y lo concurrida de la zona. Si tenemos la intención de aportar cierto contenido sexual a la salida, necesitaremos cierto buen tiempo: con el sol en nuestra piel y un suelo seco podremos practicar lo que nos apetezca. Si llueve y hace frío, mejor que lo dejemos para una tarde de sofá o una ducha caliente a la vuelta.

Sexo para parejas - desnudos por el monte

En cuanto a lo concurrido de la ruta, dependerá de lo conocida que sea y la época. Las rutas de domingueros, llenas de familias con niños, no son una buena opción.

En rutas menores debería ser fácil encontrar un lugar resguardado de posibles montañeros mirones: un picacho de roca, un grupo de árboles, etc. Nuestra recomendación es buscar sitio cuando hallamos llegado a la cima, para disponer de un sitio bajo el sol y con buenas vistas. El sexo es un sitio así es una maravilla.

Sexo para parejas - en la naturaleza

También hay que comentar que la ropa de andar por el monte puede ser algo incómoda de quitar y poner, por lo que quizás haya que evitar el desnudarse completamente. Lo más fácil son:

  • Sexo oral: sólo requiere que uno se baje los pantalones. En el caso de sexo oral a la mujer puede ser algo más complicado, ya que hay que quitarse los pantalones totalmente para poder abrir las piernas;
  • Penetración de pie con el hombre detrás: lo más sencillo, los dos nos bajamos los pantalones y ya estamos preparados.
  • También tenemos las variantes de sentado el hombre y la mujer de cuclillas encima, o el clásico perrito de rodillas.

Sexo para parejas - la hierba en el monte

Así que nuestra recomendación es la siguiente:

  • Elegir una ruta a nuestro nivel que no sea demasiado conocida, en un día con buen tiempo;
  • Ser previsores y coger condones (si son necesarios) y kleenex;
  • Mientras vamos subiendo, ir calentando el ambiente: piropos, roces y caricias, charla de contenido sexual y comentarios del tipo «cuando lleguemos arriba te vas a enterar»;
  • Al acercarnos a la cumbre buscar un sitio apropiado como hemos comentado;
  • A disfrutar, con un poco de atención a que no nos pillen otros montañeros;
  • Luego descansamos un poco y volvemos de vuelta a casa.

Esto es ejercicio completo y distracción absoluta!