Sin tener que ir a ver películas porno, el cine es un sitio público oscuro, donde nos sentamos cerca y todo el mundo está atento a otra cosa. Es perfecto!!!

 

Sexo para parejas - en el cine

Vamos, que es muy fácil: vamos a ver una película, mejor si los asientos del cine tienen reposabrazos levantables. Nos sentamos en algún punto muerto, preferentemente atrás y a un lado. Y cuando empiece la película podemos poner las manos en las entrepiernas y empezar el masajeo.

Es recomendable elegir la ropa adecuadamente, por no complicarlo nada más. Y esto puede ser el principio de una velada de tensión sexual y acabar en el coche. O cualquier otra idea, a vuestra elección. Ah, y elegid una película que no os interese mucho, porque no le váis a hacer caso.