592- Sólo 30 segundos! Es el tiempo que tenemos cada uno alternativamente para enloquecer al otro. Todo vale, la única excepción es que no se puede repetir la misma acción en el mismo lugar dos veces