Aquí os traemos un par de posturas originales, un poco difíciles pero de esas que puedes probar medio en risa y que igual no vuelves a probar en tu vida. Eso sí, igual te sorprendes y te acaban gustando, quién sabe. En cualquier caso merece la pena probar y pasar un buen rato. Dentro vídeo!