Atentos que Mimochina vuelve a la carga con otra estupenda propuesta para celebrar fechas especiales, como el clásico aniversario. Se trata de una cena especial basada en un juego de rol de temática oriental, emulando a las míticas Geishas. Tiene mucho atrezzo y decoración, pero el final es increíble, lo recomiendo totalmente!

 Sexo para parejas - receta de memorias de una Geisha

Esta actividad es toda una sorpresa diferente, que nos llevará algo de tiempo para prepararla pero merece la pena. Por otro lado es una actividad que está inicialmente pensada para mujeres, pero que puede igualmente puede ser realizada por hombres.

Primero: informarse

Lo primero que nos recomienda Mimochina es informarnos sobre las costumbres japonesas, a fin de conseguir que nuestra cena sea lo más realista posible. Aquí hay que decir que los rituales japoneses son increíblemente estrictos, llenos de formas y obligaciones, por lo que sólo vamos a quedarnos en su estética y formas generales.

En Internet podemos encontrar una enorme cantidad de información, entre la que podemos leer:

Con esto ya podemos ver que la actividad va a consistir en recibir a nuestra pareja en un entorno romántico asiático, y servirle la mesa encima de nuestro cuerpo desnudo.

Segundo: elegir el día

Esta actividad es bastante larga, así que necesitamos una tarde sin nada que hacer. Como queremos que sea una sorpresa necesitamos que sea un día en el que sepamos a qué hora vaya a llegar nuestra pareja a casa, y que tengamos tiempo antes para preparar el escenario.

Sexo para parejas - nyotaimori o comer encima de un cuerpo desnudo

 

 

Tercero: preparando el ambiente

El ambiente es lo más importante de este juego de rol, porque va a ser el entorno el que comunique a nuestra pareja cómo debe comportarse.

Lo que Mimochina hizo para conseguir un ambiente adecuado tenía estos pasos:

  • El suelo: Vamos a convertir una habitación de la casa, probablemente el salón, en un comedor chino. Así que tenemos que hacer que parezca un tatami. Para ello moveremos los muebles a las paredes, dejando el centro vacío. En este centro pondremos un colchón cubierto, de forma que comeremos en el suelo;
  • Utensilios para comer y decoración varia: En casi cualquier tienda china podremos encontrar los clásicos palillos chinos y salvamanteles. Podemos añadir detallitos divertidos, como puede ser el gato dorado de la suerte o unos farolillos colgantes;

Sexo para parejas - comiendo sushi

  • Decoración erótica: Podemos imprimir algunos de los dibujos eróticos japoneses que hemos encontrado por la red, y colgarlos en las paredes;
  • Ambiente en general: Unas velas darán el toque romántico, dejando un mínimo de luz. Podemos poner una música que dé un toque oriental y encender un poco de incienso para completar el entorno;
  • La apariencia de Geisha: La ropa es fácil, un sencillo kimono sin nada más debajo. El peinado dependerá de la longitud del pelo, pero un moño cogido con dos palillos y una flor en el pelo será perfecto. Un abanico de estilo japonés ayudará mucho. Podemos darnos un toque de maquillaje blanco y labios rojos para completarlo y darnos un aire distinto, aunque sin llegar al extremo de las verdaderas geishas;

Sexo para parejas - apariencia de geisha

  • La cena: Si te atreves, tienes tiempo y te gusta cocinar, puedes preparar la cena tú mismo/a. Una cena japonesa típica suele estar compuesta de arroz y pescado, normalmente sushi y sashimi. Si no tienes tiempo para algo tan elaborado, Mimochina nos recomienda encargarla a un restaurante japonés y dedicarnos a preparar el resto.

 

Cuarto: comienza el espectáculo

Así que lo tenemos todo preparado y llega nuestra pareja a casa. Lo primero, como en todo juego de rol, es hacer una introducción para que entienda el juego y sepa cuál es su papel. Es decir, le recibimos con grandes honores y le informamos de que su cena y entretenimiento están preparados.

Aquí es muy importante el papel de la geisha, por el que tu actitud tiene que ser muy sumisa y complaciente. Podemos vestir a nuestra pareja con otro kimono para que no se sienta fuera de ambiente, y ayudarla a descalzarse.

Sexo para parejas - una geisha sumisa

Así que empezamos los rituales:

  • Primero una ceremonia del té: Sin llegar a la formalidad y el ritual de una verdadera ceremonia japonesa, podemos sentar a nuestra pareja en el «tatami», y servirle una taza de té con calma y relajación. Podemos aprovechar para mostrar «sin querer» nuestra desnudez debajo del kimono, al agacharnos o al coger el té;
  • Luego podemos hacer un poco de nihon-buyō (baile típico japonés), sonriendo y moviéndonos eróticamente durante el baile;
  • Ahora toca el contacto corporal: Para que nuestro invitado se relaje podemos darle un masaje de pies o de cuello. Aquí conseguiremos la cercanía y el contacto con nuestra pareja, que podemos cargar de erotismo.

 
Sexo para parejas - la apariencia erótica de una geisha

Y ahora bien la parte que no se espera: la cena al estilo nyotaimori. Dejamos a nuestra pareja sentada, acercamos la comida, nos tumbamos delante suyo, abrimos el kimono y nos vamos colocando trozos de sushi encima de zonas erógenas de nuestro cuerpo.

Por supuesto nuestra pareja no puede empezar a cenar hasta que hayamos acabado de prepararnos. Cuando todo esté listo le tendemos unos palillos y le decimos que puede comenzar a cenar.

Los palillos pueden ser unas herramientas un poco difíciles, así que si vemos que la cena se alarga mucho podemos emplear otros métodos «muuuuucho más divertidos», como nos comenta Mimochina. Lo más probable es que nuestra pareja acabe comiendo algo más que la cena!! 😉

 Sexo para parejas - sexo con una geisha

Con esto tenemos una noche absolutamente diferente, que acabará con la rutina y subirá el nivel de nuestras actividades eróticas. Así que luego quedará en manos de nuestra pareja el pensar algo de este nivel!

Felicitar una vez más a Mimochina por estas ideas tan eróticas, con toda su explicación práctica. Estamos convencidos de que ella y su pareja las han disfrutado enormemente, y ahora las comparten con todo nosotros para que hagamos lo mismo. A prepararse para la cena japonesa!