El imitador es un juego sexual y una forma de realizar la actividad sexual: básicamente consiste en copiar los movimientos y actitudes de tu pareja al practicar el sexo. Pero vamos a proponer hacerlo por sorpresa, sin decirle nada a nuestra pareja, para que no pueda cambiar su comportamiento.

Sexo para parejas - los previos

Primero: elegir el momento

Sin decirle nada a nuestra pareja, esperamos a que vayamos a hacer el amor con las siguientes características:

  • Con calma y tranquilidad: que tengamos tiempo, que estemos descansados, que veamos que nuestra pareja está relajada…
  • Que nuestra pareja tenga la voz cantante, que esté claro que quiere llevar la iniciativa

Sexo para parejas - copiando todo

Si no se dan estas condiciones, podemos ayudar: “quiero hacerlo muy despacito, con muchos previos”, “me parece que te toca a ti ser el que decide”…

Segundo: a copiar

Así que empezamos a hacer el amor, y empezamos a copiar cada movimiento que nos haga nuestra pareja:

  • Si nos acaricia la cara, le acariciamos la suya
  • Si nos besa el trasero, a continuación le besamos el suyo
  • Si es muy enérgico, nosotros también
  • Etc

La primera vez lo hacemos con cuidado, sin que sea muy obvio, para que no se dé cuenta. Si notamos que sospecha algo, lo dejamos para la siguiente vez.

Sexo para parejas - frente a la ventana

Tercero: hasta que nos pillen

Las siguientes veces vamos haciéndolo cada vez más, hasta que se dé cuenta: entonces hemos introducido al imitador en el juego sexual. En ese momento nos preguntará, y tenemos que admitir lo que estamos haciendo, simple y llánamente. A partir de ahí el juego cambiará, ya que nuestra pareja empezará a hacernos lo que él/ella quiere recibir. Se abre un nuevo mundo de posibilidades, y podemos quedar en un gesto o una frase para iniciar esta práctica.

Sexo para parejas - sexo duro

Por eso esta actividad es tan interesante: nos deja ver claramente qué es lo que le apetece en cada momento. De esta forma vamos a ir conociendo la sexualidad de nuestra pareja, sus límites y apetencias. Y evidentemente nos ayudará a probar cosas nuevas: si queremos probar algo no tenemos más que empezar a hacérselo a nuestra pareja, y si no nos gusta, lo dejamos rápidamente.

Categorías: Recetas

1 comentario

Dyncimicy · 26/06/2012 a las 7:40 pm

Dank fur Gottes intiresny

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.