¿Que plug me recomendais para cuando salga a la calle?

Respuesta de SexoParaParejas

Si vas a llevar puesto el plug durante bastante tiempo (en vez de usarlo sólo durante el sexo), tienes que exigirle lo mismo que a cualquier plug, pero a un nivel más alto.

  • Buen material: tiene que pierde limpiar a la perfección, así que nada de siliconas dudosas.
  • Cómodo: silicona blanda, escoge la versión más blanda que haya.
  • Que se adapte a tu cuerpo, sin forzar: cuello fino.

Pero lo más importante es la base: como en cualquier juguete anal corres el riesgo de que se meta para adentro y tengas que ir al hospital para que te lo saquen. Y si lo vas a llevar mucho rato, aún más, porque tú cuerpo se va a ir acostumbrando y dilatando, aumentando el riesgo.

Así que lo primero es que la base sea grande, al menos vez y media el ancho máximo del plug. Forma de T.

Lo segundo es que, al ser grande, no puede ser una base redonda. Tiene que ser «recta», de forma que te quepa entre las nalgas.

Y por supuesto tiene que tener los bordes redondeados, para no rozar la piel.

Si quieres hablar de modelos concretos, te diremos que evites los famosos njoy:

Habrás visto estos plugs en infinidad de fotos por internet, y la verdad es que quedan muy bien en la foto. Pero el tamaño de la base no es suficiente, su forma es redonda y el borde no está bien redondeado. Así que son peligrosos y como mínimo agresivos con la piel alrededor de tu ano.

Así que recomendamos plugs como el siguiente:

 

Éste es el Doc Johnson Mood – Naughty 2, pero no te quedes con el modelo, sino con la forma. La base es muy ancha, pero cabe entre las nalgas. Y no tiene ni una esquina, todo está bien redondeado!

Dos apuntes más:

  • Es importante quitarlo poco a poco. Es a la hora de sacarlo cuando tenemos que tener paciencia: tu cuerpo ya se ha acostumbrado y adaptado, con el esfínter bien apretado alrededor del «cuello» del plug. Si tiramos con rapidez vamos a forzar ese esfínter, así que con cuidado y calma!
  • Los plugs para llevar durante mucho tiempo suelen ser más largos que el resto, dado que así se notará más con cada gesto que hagamos.