cuando tengo sexo anal con mi novia, lo hacemos de manera pausada y usamos mucho lubricante y se a dilatado muy bien e incluso en un par de veces la e estimulado hasta con 4 dedos y le encanta, luego la penetro y todo supér. Pero después de un rato, le duele y debemos parar incluso estando mi pene bien lubricado. ¿Porque le pasa eso ó que estoy haciendo mal? de antemano muchas gracias

Respuesta de SexoParaParejas: Parece que estás haciendo todo perfectamente (sobre todo porque dices que a ella le encanta), pero con los datos que das no tenemos claro el motivo de su dolor. De todas formas vamos a comentar las posibilidades que nos encajan para ver si te ayudan.

Por comprobar: comentas que usáis mucho lubricante, así que perfecto. Pero entendemos que no es lubricante de base agua: si fuera así se absorbería al de un rato y te quedarías sin lubricante. Vamos, lo normal es que te des cuenta que las cosa no va bien, pero lo comentamos por si acaso.

También es obvio, pero por comentarlo todo: gases. Es muyyyy habitual que el sexo anal aumente los gases en los intestinos, y si se acumulan puede doler. Sería raro, porque ella se daría cuenta de que todo va bien al soltarlos, pero por si acaso.

Sí es habitual que el dolor anal aparezca después de llegar el orgasmo durante el sexo anal: desaparece el efecto del placer sexual (endorfinas) y el cuerpo rechaza la penetración. Parece que no es vuestro caso porque no comentas que ella llegue al orgasmo, pero podría ser que se le pasase la excitación al de un rato de juego sexual. La comprobación sería fácil: parar el sexo anal, excitarla, y volver a probar. Si no le duele es que está relacionado con su excitación.

Podrían ser hemorroides internas, que no llegasen a producir sangrado por el buen uso del lubricante pero sí molestias. Si fuera así ella tendría molestias rectales al ir al baño.

También es importante descartar algún tipo de lesión interna más grave, independiente del sexo anal: fisuras anales o inflamación del recto. La fisura normalmente vendría con sangrado, aunque puede ser una fisura pequeña. En cualquier caso también habría molestias al ir al baño (y serían malas noticias, las fisuras suelen ser muy incómodas de curar). La inflamación del recto suele venir con dolores en el recto y estreñimiento, pudiendo traer sangrado o no. Si fuera este caso ella tendría irritación rectal con comidas picantes, derivados lácteos, etc.

[Obviedad: En cualquier caso con sangrado: al médico sin pensarlo. Puede que sólo sean hemorroides y salgas de ahí igual que has entrado, pero por si acaso es una fisura merece perder el tiempo]

Otra posibilidad es que su intestino y recto sean “delicados” y propensos a irritarse (un caso especial es el síndrome del colon irritable). Si fuera así ella tendría tendencia a tener dolor en el vientre con comidas picantes o grandes banquetes. Lo malo es que si fuese así no hay mucha solución, lo único que podríais hacer es tratarlo muy bien: beber mucha agua, comer mucha fibra… vamos, ayudarle a vaciarse con facilidad.

Otra idea relacionada con la anterior, un poco peregrina pero fácil de comprobar: que el lubricante que usáis no le “guste” a su mucosa interna. Hay gente que responde de forma extraña a los químicos, así que por si acaso os recomendamos probar con otro lubricante. Así que hay varias posibilidades. Para eliminarlas estaría bien concretar dónde le aparece el dolor: puede ser externo (en el ano), interno (en el recto), general (todo el bajo vientre). También es interesante saber si el dolor para si se detiene el movimiento o si continúa hasta extraer el pene. Y si es algo puntual, que ha aparecido recientemente, o el dolor ha aparecido siempre que se practica el sexo anal.Esperamos que te valga de algo esta lista de opciones, mira a ver cuáles puedes descartar y vamos eliminando “sospechosos”!