hola , necesito consejo, hace mas de 10 años que estoy con mi mujer, siempre lo haciamos tradicionalmente, hace casi dos años le comente que se esta volviendo todo muy monotono, le he propuesto ir a un local swinger,solo a tomar algo, o si quiere hacer lo que nos apetezca, le he propuesto trio con un hombre, con una mujer , con un trans, con una pareja, ver peliculas porno, hacer sexo por internet, ir a una playa nudista, disfrazarnos, comprar un afrodisiaco, grabarnos en video,un intercambio bisexual, un masajista para ella y una masajista para mi, una orgia, hacer sexo anal,,, a todo me ha respuesto que no incluso hemos llegado a discutir fuerte, a ella le esta bien asi y dice que no va a cambiar, y yo quiero probar cosas para divertirnos en pareja, ya que la amo y no quiero dejarla, sin embargo cuando lo hacemos hablamos de fantasias de todo tipo y se pone muy cachonda, le he preguntado y me ha dicho que si algun dia quisises probar algo me lo diria sin ningun problema pero no va a ser asi,,, ya no se que hacer mas

Respuesta de Sexo Para Parejas

Bueno, desgraciadamente te has encontrado con el gran problema sexual de las parejas: Si te das una vuelta por foros, como por ejemplo el subreddit /r/deadbedrooms , verás qué es sorprendentemente habitual. Y en contra de la opinión popular, no hay sólo hombres quejándose de mujeres, sino también al revés.

¿Cómo puede ser que toda esta gente tenga el mismo problema y no se haya encontrado una solución? Pues porque no es un único problema, pueden ser muchísimos. Hay problemas físicos, psicológicos, emocionales, temporales, etc que conducen a lo mismo.

Una cosa que también tenemos que tener clara es que nuestra personalidad sexual va cambiando. El sexo es parte de nuestra personalidad, y por los tanto evoluciona con el tiempo y las experiencias. Sexualmente no eres el mismo que cuando conociste a tu pareja, ni ella tampoco. Así que puede ser que hayáis evolucionado en caminos distintos: Ella hacia menores necesidades sexuales y tú buscando experiencias más fuertes.

La primera solución que verás en todos lados es la comunicación, y por ahí vas bien: Ya lo habeis hablado y vuestras posturas están claras. Tú quieres cosas nuevas, ella no. Ahora queda ver cuál es la conclusión, y aquí hay las siguientes opciones:

  • Tú “cedes”: Asumes que tu vida sexual no va a ser lo que quieres y abandonas esas ideas. Peligro: puedes frustrarte sexualmente y acabar culpando de ello a tu pareja, acabando con la relación
  • Ella “cede”: Asume que tú necesitas ese tipo de experiencias sexuales para ser feliz, y decide acompañarte aunque no las disfrute. Peligro: puede acabar sintiéndose “usada” por tu “egoísmo”, culpándote y acabando con la relación
  • Ninguno “cede”: Ambos asumís que sois incompatibles a nivel sexual, aunque os queréis mucho. Esto puede llevar a:
    • Mantener la relación a nivel romántico/familiar: Llegáis a un acuerdo en el tú puedes tener relaciones extramaritales para satisfacerte, con unos límites acordados. No es en absoluto una solución ideal, porque tú te quedas sin tu compañera sexual, ella puede tener celos, podéis distanciaros con el tiempo…
    • Romper la relación: Asumís que la brecha sexual es demasiado grande
  • “Cedéis” los dos: Buscáis un punto medio en el que los dos perdéis algo pero mantenéis la relación. P.ej. tú abandonas tus ideas más sexuales y ella te acompaña en las más normales, aunque sea como voyeur.

Así que todavía os queda más que hablar. La posición que ha tomado ella (“cuando me apetezca más lo digo”) no es aceptable: La vida sexual en pareja es algo de dos, y no puede estar supeditada a un hipotético futuro. Los dos tenéis que decir claramente hasta dónde podéis “ceder”, y tomáis una decisión entre ambos.