Para retomar el ritmo después de las vacaciones queremos seguir con las posturas del sexo oral. Ya hemos tratado el sexo oral femenino o cunnilingus, y ahora le toca al sexo oral masculino, llamada felación o fellatio. La mayoría de los hombres disfrutan enormemente con esta práctica, aunque cada individuo tiene sus sensibilidades especiales. Vamos a repasar los pasos y consejos más generales.

Sexo para parejas - la lengua como parte de la felaciónUna guía bastante completa de los consejos más recomendables es la guía de Tristan Taormino (link aquí), que tiene una colección completa de guías sobre posturas y actividades sexuales (que trataremos en otro post). En este vídeo entrevistan a un par de actores sobre el tema: él dice que lo que más le excita es el entusiasmo de la mujer, que se le note excitada y disfrutando; ella comenta que la felación es una mezcla extraña entre tener al hombre redido y adoptar una posición de sumisión.

Sexo para parejas - Guía de felación de Tristan Taormino

Vamos a ver los puntos más importantes de esta postura:

Lo que hay que hablar antes

  • Lo que le gusta o no a ella mientras hace la felación: A algunas mujeres les gusta que les acaricien la cara o el cuello, que les agarren la cabeza o les tiren del pelo. En cambio a otras les puede agobiar, así que es mejor hablarlo antes, y si no lo tenemos claro podemos hacer alguna prueba poco a poco;

Sexo para parejas - lo que le gusta a ella durante la felación

  • Dónde y cómo acabar: Este es un tema delicado y no queremos parar enmedio del sexo para preguntarlo o andar con dudas, así que hay que dejarlo muy claro antes. Las posibilidades son enormes: acabar en la boca y que se lo trague, acabar en la boca y que lo escupa en un clinex o similar, acabar en la cara (facial), acabar en los pechos o el cuello (típico de la masturbación con los pechos, llamado pearl necklace). Cualquier cambio en la fase de eyaculación desconcentra y normalmente reduce el placer que siente el hombre;
  • La comunicación: Como hemos dicho antes, cada individuo tiene distintas sensibilidades, y además pueden cambiar con su estado emocional o físico. Así que es importante que él tenga claro que tiene que ir diciendo lo que le gusta o lo que le apetece en cada momento, y que ella se sienta tranquila preguntando cuando tenga dudas.

 

Cosas a tener claras

  • Un mito es que todos los hombres disfrutan enormemente con el sexo oral. Es cierto para la mayoría, pero hay hombres con penes con poca sensibilidad, y que necesitan un estímulo mayor (como por ejemplo la masturbación).
  • Siempre hay que mantener el contacto visual entre los dos. Hay que recordar que los hombres se excitan mucho con los estímulos visuales, así que el ver a su pareja excitada con su pene en la boca le volverá loco;

Sexo para parejas - manteniendo el contacto visual durante la felación

  • Siempre demostrar la excitación: vocalizar y gemir con toda la libertad posible.

 

Anatomía masculina

Ya hemos hablado de las zonas erógenas masculinas, así que sólo recordaros que podemos comenzar excitando las zonas erógenas cercanas: abdomen, cara interior de los muslos, perineo y testículos. En cuanto al pene, las zonas más sensibles son el glande, especialmente el frenillo y la corona del glande.

Un caso particular son los hombres circuncidados, ya que les queda una cicatriz rodeando al glande. La sensiblidad de esta cicatriz es muy variable: puede ser muy sensible, no sentir nada o dar sensaciones desagradables. Así que hay que comprobarla primero.

Es obvio que hay que tener cuidado con los dientes, de forma que no lleguen a rozar el pene (a menos que busquemos la tensión de los mordisquitos). Si no estáis seguras de cómo cubrirlos con los labios, probad a meter dos dedos en la boca.

 

Jugueteos previos

Los jugueteos previos buscan excitarle y provocar la erección.

  • Pueden empezar desde antes de quitar toda la ropa, lamiendo y acariciando el pene por encima de la ropa interior;
  • Una vez que saquemos el pene podemos pasar a acariciarlo y masturbarlo. Si necesitamos lubricación (especialmente según cogemos velocidad) podemos usar la saliva, aunque se va absorbiendo y no aguanta mucho, o lubricante comestible;
  • Antes de llevarnos el pene a la boca podemos excitarle restregándolo contra la cara o los pechos.

Sexo para parejas - empezando la felación poco a poco

Empezando la felación

Hay que ir empezando poco a poco:

  • Puedes empezar dando besos en el fuste e ir subiendo hasta el glande;
  • Luego podemos hacer el lametón del helado: lamer el cuerpo esponjoso (la parte inferior del fuste) desde su base hasta llegar al frenillo, donde usaremos la punta de la lengua;

Sexo para parejas - usando la lengua para comenzar la felación

  • Lamer el glande con toques pequeños y rápidos;
  • Al meter el pene en la boca seguiremos poco a poco: ir “tentando” al glande, cada vez bajando un poco más.

Sexo para parejas - bajando poco a poco durante la felación

Siempre tener claro que la boca tiene que complementarse con las manos:

  • Podemos agarrar el fuste con una mano justo debajo de la boca, aumentando el estímulo al subir y bajar;
  • Podemos mantener la mano en la base del fuste, manteniendo la piel tirante y ayudando a que se sienta más el estímulo;
  • Podemos jugar con los testículos (siempre con cuidado, claro) o con su culo;
  • Podemos aplicar las técnicas de la masturbación masculina, especialmente el giro de muñeca al bajar la mano.

La estimulación más normal es la de la boca y la lengua, aunque hay otras opciones: la succión, los golpecitos o los mordisquitos. Una opción más delicada es soplar el glande.

 

Aumentando la intensidad

Una vez empezada la felación se trata de ir haciendo cambios, para que el pene no se acostumbre. En general se trata de alternar entre estímulos profundos, metiendo el pene todo lo que podamos, y superficiales, lamiendo el glande. Algunas técnicas más excitantes:

  • Una técnica un poco más elaborada: meter el glande en la boca, agarrándolo con los labios y mover la cabeza en movimientos circulares;
  • El hummer consiste en hacer un sonido vibrante (hum) con el pene en la boca, produciendo una vibración muy agradable para él;
  • El deep throat, una técnica que ya hemos comentado en este post.

Sexo para parejas - posturas para la felación

Este proceso puede ser bastante largo, dependiendo de lo sensible que esté él. Así que es importante elegir una postura cómoda. Las posturas más habituales son:

  • Él tumbado boca arriba, ella entre sus piernas:
    • Nos permite acariciarle la tripa, los muslos, el perineo o el culo;
    • La mayor parte del estímulo lo hacen el labio inferior y la lengua;
    • Para la excitación de ella puede ser interesante el apretar uno de sus muslos entre tus piernas, y rozarse contra él;
    • Podemos poner una almohada bajo la cadera de él para conseguir un mejor ángulo;
  • Él tumbado boca arriba, ella sobre su pecho:
    • Se puede pasar fácilmente al 69;
    • Él se excitará con la maravillosa vista;
    • Permite una felación más profunda;
  • El clásico 69: Podemos combinar este post con el cunnilingus;

Sexo para parejas - felación y sesenta y nueve

  • Tumbados de lado:
    • Es una postura bastante más cómoda;
    • Él sentado en el borde de la cama o en una silla, ella de rodillas delante:
    • Permite el acceso fácil al perineo o al culo;
  • Él de pie, ella de rodillas:
    • Ella puede ponerse debajo de él, entre sus piernas, para un deep throat;
  • Ella tumbada boca arriba, él de rodillas encima:
    • Él es el que realiza los movimientos, teniendo todo el control;
    • Ella adopta una posición más sumisa;
  • Ella tumbada boca arriba, con la cabeza en el borde, y él de rodillas:
    • Permite que él la acaricie a ella;
    • Es la mejor postura para el deep throat, especialmente para probarlo.

Sexo para parejas - felación con ella tumbada al borde de la cama

Cómo descansar

Si ella siente que se le cansa el cuello o siente el reflejo de vómito (gag reflex) puede descansar un rato, pasando a estimularle únicamente con la mano.

Si él se está excitando demasiado rápido y queremos bajar un poco la velocidad, podemos hacerle caso al resto del cuerpo: acariciarle o lamerle los pezones, por ejemplo. También podemos darle algunos golpes en el pene.

 

La recta final

Una vez que él esté excitado, la clave para conseguir que acabe es el ritmo: encontrar algo que le encante y mantener un ritmo constante que le guste. Es especialmente importante no cambiar este ritmo cuando él esté acabando, y algunos hombres siguen disfrutando una vez han eyaculado si se mantiene la estimulación. Otros, en cambio, no aguantan la estimulación tras eyacular, así que hay que probarlo con cuidado.

Con todo esto tenemos un largo resumen de las opciones de la felación, y espero que las probéis todas!!!

 


8 comentarios

rubia · 02/09/2011 a las 11:41 pm

hola mira yo queria comentarte que soy muy vergonzosa y nose muy bien como empezar a tener relaciones con mi pareja ya que cuando me apetece ami me reprimo hasta que el me dice algo
espero respuestas gracias

    larpham · 04/09/2011 a las 9:53 am

    Buenas, rubia, lo primero decirte que eso nos ha pasado a todos los que somos vergonzosos, a mí el primero. Y esa represión es muy estresante!!.
    La clave está en conseguir intimidad con tu pareja, con lo que acabas perdiendo esa verguenza y puedes expresar tus deseos sexuales tranquilamente. Pero esto se hace con tiempo y comunicación sexual, así que te propongo algo para el “corto plazo”. Busca una forma de comunicar a tu pareja que te apetece tener sexo: puede ser una forma de besarle apasionadamente, un gesto, etc. Vamos, una señal que le deje claro a tu pareja de qué va la cosa.
    Un ejemplo que me he encontrado: una pareja tenía una forma especial de apretarse la mano cuando les apetecía, de forma que podían hacerse la señal cuando estaban abrazados en la cama, cuando estaban de juerga con los amigos (“venga, vámonos a casa!”), etc. Y nunca nadie se daba cuenta.

rubia · 05/09/2011 a las 1:56 pm

muchas gracias lo tendre en cuenta

roco · 07/10/2011 a las 7:17 pm

con mi novia lo hacemos todo el tiempo y es exelente

    larpham · 07/10/2011 a las 7:43 pm

    En la práctica es cuando descubrimos las sensibilidades de cada uno, seguro que habéis encontrado algo que te excita y no sabías. A practicar a menudo!

Titán · 04/11/2011 a las 11:02 pm

Me encanta probar cosas nuevas con ella. Es algo que me da mucho morbo (sobre todo que se lo trague). He hablado con ella de esto pero me da la sensación de que lo quiere hacer por mí, no porque realmente le guste. ¿Qué puedo hacer?

    larpham · 05/11/2011 a las 10:40 am

    Bueno, lo primero es que no es malo que lo quiera hacer por tí. Eso quiere decir que lo hace porque le gusta verte excitado y disfrutando. Es decir, que a ella le excita el verte excitado, y no la felación en si misma.

    Ahora bien, está claro que sería aún mejor que ella disfrutara con la felación y se excitase por las dos cosas. Para conseguir esto puedes hablar con ella y averigüar qué es lo que no le gusta. Si es el sabor del semen, tenemos un post sobre ello. Si es la postura (por ejemplo puede no gustarle estar de rodillas y tú de pie), tenéis un montón de variantes.

    Si no estáis cómodos hablándolo o ella no lo tiene claro, deja que ella decida todo con la felación: postura, cuándo, cómo, cuándo acabar, etc. Que todo esté como ella quiere, para que sea lo más excitante para ella. Que ella tenga el poder. Podéis añadir varias cosas para que ella disfrute más: hacer un 69, masturbarla de mientras, que te acaricie el culo si le gusta… Y si no quiere tragarse el semen, dile que no hay problema, que a ti te excitaría mucho pero que ella tiene que disfrutar con lo que te haga.

    Y MUY IMPORTANTE: tú siempre debes dejar patente cuánto te gusta que te lo haga. Gime, jadea, llámala por nombres cariñosos o lo que le guste. Pero que quede clarísimo que te encanta, que lo disfrutas un montón. Así ella se excitará con tu excitación y le irá cogiendo gustillo. Aunque puede no ser vuestro caso, a muchas mujeres al principio no les gusta porque se sienten “obligadas”, pero cuando lo practican por decisión propia lo ven como algo estupendo.

Postura 283 | Sexo para parejas · 11/06/2012 a las 6:03 pm

[…] sea en forma de felación o de su variante de sexo duro facefuck, esta postura destaca por su comodidad. Esto nos permite […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.