El facefuck es una postura o actividad sexual parecida a la felación pero cargada de dominación. Está relacionado con otros tipos de control físico como agarrar del pelo o impedir a nuestra pareja que se mueva. Si te va el sexo duro tienes que probarlo!

Sexo para parejas - ejemplo de facefuck

El facefuck es parecida a la felación o blowjob, pero con la diferencia de que es él el que se mueve. De esta forma ella mantiene la cabeza quieta mientras él hace los movimientos de penetración en su boca, de ahí su nombre en argot sexual inglés: “follar la cara”.

De esta forma está claro que él tiene el control de la actividad,y a menudo se le añade otro rasgo de dominación: él agarra a ella por el pelo de la nuca, manteniéndola quieta o moviéndole la cabeza para ayudar al movimiento de penetración.

Con esto está claro que él puede ajustar el ritmo a su nivel de excitación o lo que más le guste en cada momento. Esto puede ayudar a aquellos varones con problemas para llegar a la eyaculación durante el sexo oral, o con baja sensibilidad.

Sexo para parejas - facefuck interracial

Por supuesto esto implicará que él acelerará según se acerque a la eyaculación. Aquí es importante que no se deje llevar demasiado y siga atento a no pasarse con la fuerza que emplee, porque si no el facefuck puede ser molesto o doloroso para ella.

En este sentido también hay que comentar que esta actividad puede ser molesta si él está bien dotado, al llegar hasta el fondo de la garganta. Esto provoca el gag reflex o reflejo nauseoso, que puede controlarse con los consejos que comentamos en el post sobre el deep throat o garganta profunda.

También hay que añadir que la dominación implícita en el facefuck no implica que ella tenga que ser un objeto pasivo. Ella puede tener acceso a distintas zonas de su cuepo: Puede acariciarle los testículos, el perineo o el ano (el ano algo menos porque si él está moviéndose tendrá los glúteos contraídos). También puede masturbarse a sí misma, disfrutando de la excitación de ver así a su pareja y de la dominación.

Sexo para parejas - facefuck durante un 69

Hay varias posturas propicias a esta actividad:

  • Él de pie y ella está de rodillas delante, agarrándole la cabeza o no (dependiendo de cómo de cómoda se encuentre ella)
  • El 69 pero él moviéndose: Si ella está debajo será bastante más “agresivo”, porque ella no puede ajustar la cabeza. Así que es recomendable que ella esté encima aunque el movimiento de él sea más complicado. También podemos probar con el 69 de lado.

Así que la base del facefuck es la confianza: Saber que tu pareja va a parar en cuanto vea que no estás disfrutando. Y repetimos: que él no se deje llevar demasiado y se mueva demasiado rápidamente o con demasiada fuerza.