La cosmética erótica incluye una gran variedad de productos que podemos encontrar prácticamente en cualquier sexshop, y que nos pueden valer para darle un toque especial a una fecha especial (por ejemplo ese aniversario que ya no celebramos) o simplemente como sorpresa para romper la rutina y dejarle ver a nuestra pareja que nos apetece experimentar un poco. Busca el que más te guste y a por ello!

 Sexo para parejas - cosmética erótica con sabor a miel

Desde hace unos años los sexshops han salido de los estándares de las películas porno, los dildos y las esposas de juguete, y han ido trayendo productos cada vez más exóticos. De hecho han aparecido empresas que se basan en ese exotismo hasta su misma imagen, como por ejemplo Shunga (mal nombre y pésima web, pero bueno…). Vamos a sacar de este tema a los lubricantes, que no son un tema “cosmético” sino más bien “funcional”, y que merecen una entrada aparte.

¿Qué podemos encontrar en este cajón desastre? Pues productos eróticos para aplicar en la piel, con distintos objetivos:

  • Jugar con comida: Es el caso de la pintura corporal de chocolate, a plátano, etc. Pintas el cuerpo de tu pareja con una pintura comestible con cierto sabor y color, y la vas limpiando con la boca. También existe la versión en polvos, que espolvoreamos sobre la zona en cuestión. Así alargamos la relación y la sensualidad. Si quieres darle un toque más romántico tienes la versión con pincel, con la que añadimos la posibilidad de escribir palabras sobre el cuerpo de nuestra pareja;
  • Las cremas de masaje comestibles: No es comida, es simplemente una crema de masaje con la que podemos seguir practicando el sexo oral. Los sabores no son ninguna maravilla, pero los van mejorando (mención especial a los sabores a tarta, curiosísimo). Tienes formatos líquidos, estilo aceite, o más sólidos, estilo “mantequilla”;

Sexo para parejas - la cosmética erótica nos permite el sexo oral

  • Aceites supuestamente afrodisíacos: Bueno, al final son aceites de masaje con olor o efecto calor. Hay versiones específicas para los genitales femeninos, lo que permite tratar con más cuidado las mucosas internas. Sus efectos son variables según cada uno, así que tampoco esperéis grandes efectos. Pero en general el calor y el efecto vasodilatador sí pueden hacer que aumenten las sensaciones;
  • Accesorios para el baño: Geles de baño con efectos calor/frío, sales de baño perfumadas, geles con sabor… Vamos, un poco de variedad para usar en el baño, en la ducha…

Sexo para parejas - cosmética erótica para el baño

Aparte de estas líneas de producto hay alguna cosa más: plumeros, velas de masajes, kits… Pero estas son las ideas principales que os vais a encontrar en un sexshop.

Una advertencia importante: son productos químicos que vamos a aplicarnos en la piel, así que hay riesgo de reacciones alérgicas. Da igual si no habéis tenido ninguna reacción alérgica en vuestra vida, ya que pueden aparecer de repente. Y aunque algunos sean hipoalergénicos no debéis confiaros, sólo quiere decir que hay menos probabilidad de tener una reacción alérgica. Así que cuando compréis un producto nuevo tenéis que tener claro que hay que probarlo poco a poco:

  • Aplicarlo en una zona de piel no demasiado sensible: Nada de aplicarlo directamente en mucosa (p.ej. vagina) o en zonas de piel muy sensible (p.ej. glande o ingles). También debemos evitar zonas de piel que puedan estar irritadas, ya que pueden reaccionar más rápido y con más intensidad (p.ej. ingles depiladas hace poco, un trasero al que le hemos dado unas buenas palmadas). Lo ideal es una zona de piel sana y fuerte, por ejemplo el antebrazo o la base de la espalda;
  • Aplicar una pequeña cantidad y dejar pasar un poco de tiempo, para ver si aparece una reacción adversa. En este rato estaremos atentos a que aparezca enrojecimiento, picores, sensación de calor (o calor exagerado, en el caso de cremas de efecto calor)… Es decir, atentos a cualquier cosa que se salga de lo normal;

Sexo para parejas - probamos el producto de cosmética erótica y jugueteamos

  • Limpiamos esa zona y comprobamos que la piel tenga un aspecto normal: Que no esté roja, ni hinchada. Las cremas de efecto calor pueden hacer que esté un poco más roja, por la afluencia de sangre, pero nada especial;
  • Si todo va bien, probamos en una zona de piel más sensible, como por ejemplo las ingles, pero todavía evitando la mucosa y las zonas más sensibles, como por ejemplo el glande y los labios vulvares. En esta segunda prueba también usaremos algo más de cantidad, acelerando el proceso y la comprobación;
  • Dejamos pasar un rato y si todo va bien, ya tenemos luz verde: a disfrutar!

Mi primera recomendación es que aprovechéis todo este proceso para alargar el placer sexual: Cogéis el producto y ponéis un poco en una zona no sensible, jugueteáis un poco (un par de minutos), lo limpias y compruebas que todo haya ido bien, pones una buena cantidad en otra zona y jugueteas un poco más, hasta la comprobación final. Otra recomendación que os puede venir bien es pedir una prueba en el sexshop en el que compréis el producto. Suelen tener productos de muestra, así que os ponéis un poco en el dorso de la mano y esperáis un rato para comprobar que no pasa nada.

Sexo para parejas - disfrutando de la cosmética erótica

Mi conclusión final es que estos productos son muy útiles de forma puntual, como por ejemplo:

  • Darle un toque especial a una celebración: ¿Que quieres celebrar que a tu pareja le han ascendido en el trabajo? Pues os váis de cena, y a la vuelta a casa sacas una pintura de chocolate para completar la noche;
  • Como atrezzo en otras actividades: Los accesorios para el baño son perfectos para completar la actividad del baño romántico, o la receta de las termas romanas, y con un aceite de efecto calor podemos usar la receta del masaje hasta con la pareja más friolera;
  • Para romper la rutina: Lo más normal es comprar uno de estos productos, usarlo dos veces y luego olvidarnos de él. Pero esto tiene su parte buena, porque al de unos meses nos lo encontramos por casualidad y nos aporta ese toque picante de volverlo a usar. No podemos dejar que estos productos se conviertan en rutina, porque entonces pierden todo el efecto.

Así que pasaros por vuestro sexshop de confianza y probad algunos de estos productos. Compraros uno para probar, que no sea ni el más caro ni demasiado grande, de forma que si no nos gusta no hemos perdido mucho. Como mínimo tendréis algo nuevo con lo que disfrutar, y puede que encontréis algo que os encante y os haga gritar!!


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.