Uno de los resultados más habituales del sexo es el semen 😉 Este líquido caliente y pegajoso puede ser incómodo para muchos, pero para muchas parejas el semen es una fuente inagotable de juegos compartidos. ¿Te atreves a disfrutar del semen?

Sexo para parejas - jugando con el semen

Ojo, los juegos con el semen no son para todo el mundo: Aunque hay gente que los considera extremadamente excitantes, también hay quien lo considera una guarrada. Así que si no tienes claro que te excitan estos juegos, no sigas leyendo. Muchos se apuntan porque su pareja lo disfruta y a ellos no les parece desagradable, y una vez superada su reticencia inicial lo acaben disfrutando como el que más! Pero si te parecen desagradables, búscate otro post sobre algo que te atraiga 😉

¿Por qué es el semen excitante? Hay varios estudios que apuntan a que las hormonas que contiene pueden ser absorbidas en la vagina, el ano o la boca, y provocar sensación de felicidad. Si asociamos esta felicidad al olor del semen, a su tacto o a la sensación que deja en el interior de la vagina, se crea una respuesta condicionada muy poderosa. Esto explica por qué el sexo sin preservativos suele ser mucho más placentero.

Otro tema a tener en cuenta es la higiene: Si necesitamos ir corriendo al baño vamos a tener este tipo de juegos muy limitados. Un ejemplo típico de este caso es la gente que tiene tendencia a tener infecciones urinarias: si es tu caso lo sentimos! También hay quien disfruta quedándose dormidos con el semen encima, y levantarse pegajosos y arreglarlo todo con una ducha y una lavadora para las sábanas. En cualquier caso hay que recordar que el semen no es “sucio”: a excepción de las enfermedades de transmisión sexual, el semen está mucho más limpio que tu propia boca.

Sexo para parejas - jugar con el semen sobre el cuerpo de ella

Algunas características generales que son importantes para los juegos con el semen:

  • Sabor: Ya  hemos comentado en otro post que el sabor del semen puede ser desagradable para algunas mujeres, y que depende en gran medida de la alimentación y los habitos de vida.
  • Cantidad de semen: Para todos estos juegos una gran cantidad de semen es estupenda! Hay algunos complementos alimenticios para asegurarnos de que nuestro cuerpo produce todo el semen que puede llegar a producir, pero tampoco es cuestión de obsesionarse.  Y siempre tener claro que en el porno se hace muchas trampas con las eyaculaciones, añadiéndoles otros líquidos de apariencia similar
  • Controlar la eyaculación: Para muchas mujeres es muy excitante tener una parte de la eyaculación dentro, de forma que sigan sintiendo la humedad en su interior. Esto implicaría eyacular parte del semen dentro y parte fuera si queremos hacer jueguecitos con él. Por otro lado hay mujeres que disfrutan manteniendo parte de la eyaculación en su interior mientras continúan con sus labores normales, de forma que esa sensación les sigue excitando. Esto nos da pie a bastantes juegos!
  • Olor: El olor del semen y el sexo es característico, pero hay personas mucho más sensibles que otras a este olor. Las personas más sensibles disfrutarán con la permanencia del olor a su alrededor, aunque sea sólo ligeramente.
  • Ellos y ellas: Los juegos con el semen no son sólo para ellas, hay muchos hombres que disfrutan con el tacto de su propio semen. Algunos sólo se pueden plantear este tipo de juegos si el semen viene del cuerpo de ella, es decir, que sólo se plantean este tipo de juegos si es parte de la pareja, y no de forma masturbatoria.
  • No demasiado: Ojo, tragar demasiado semen provoca una sensación estomacal desagradable. Estamos hablando de varias eyaculaciones, con lo cual sólo es posible si acumulamos el semen o participamos en sexo grupal, pero por si acaso.

Vamos a ver los juegos más habituales con el semen en la pareja:

Juegos en la boca

Después de una felación es habitual hacer juegos con el semen en la boca: mostrárselo a él, hacer burbujas, hacer gárgaras,…

Otra posibilidad: Escupirlo en las manos y lamerlo, volverlo a succionar. De esta forma podemos montar todo un espectáculo!

Si él es capaz de aguantar varias veces seguidas: Escupirlo sobre el pene para utilizarlo como lubricante en una masturbación. Y luego volver a succionarlo!

Si el semen es lo suficientemente denso: Dejarlo gotear desde la boca, para luego sorberlo otra vez o recoger el extremo con un dedo y devolverlo a la boca.

Sexo para parejas - juegos con el semen dentro de la boca

Besos más que húmedos

Después de una felación ella puede mantener el semen en su boca y besarle apasionadamente, de forma que ambos disfrutemos de la textura y el sabor. Se suele llamar “cum swapping” al intercambiar el fluido de boca en boca, y “snowballing” al mezclarlo con la saliva en cada boca e ir aumentando de volumen.

Sexo para parejas - besos compartiendo el semen

Eyacular sobre ella

Éste es el juego más clásico, y ya lo comentamos en un post anterior: Evidentemente el facial es el más habitual, pero hay muchas posibilidades!

Una vez se ha eyaculado se puede jugar a extenderlo sobre el cuerpo de ella, ya sea con los dedos, la lengua, el mismo pene o incluso ambos cuerpo en un fuerte abrazo. Imagínate la sensación!

Sexo para parejas - extendiendo el semen sobre ella con el pene

Eyacular sobre la ropa

Para los fetichistas de una prenda de ropa se puede eyacular sobre esa prenda: Es muy habitual jugar a eyacular sobre zapatos, panties, etc.

Llevárselo fuera

Una variante más juguetona es eyacular rápidamente dentro de ella, y automáticamente salir de casa de fiesta o a cenar. Ella sentirá la humedad en todo momento, deslizándose fuera de ella, y él puede aprovechar un momento a escondidas para meterle mano sentir sus propios fluidos saliendo de ella.

Sexo para parejas - semen cayendo del interior de ella

Eyacular sobre el pelo

Aunque en el post sobre eyacular sobre ella hemos comentado lo molesto que puede ser el semen sobre el pelo, una pequeña cantidad puede dejar un olor excitante para ella para todo el día.

Sobre él

Si queremos incorporar el cuerpo de él (p.ej. con dominación por parte de ella): Masturbarle hasta que eyacule sobre su propio estómago, luego hacer que se tumbe y montarlo apretando el pene entre los muslos y los labios exteriores, con el semen haciendo de lubricante.

Mezclar con comida

Otro juego habitual es mezclar el semen con comida para poder disfrutar del sabor combinado. Algunas ideas:

  • Emplearlo como leche en un café
  • Mezclarlo con nata montada
  • Usarlo como nata sobre un pastel

Las posibilidades son enormes! Una curiosidad: tiende a disolver muchos dulces (como la saliva), como las gominolas o el algodón de azúcar.

Sexo para parejas - mezclar el semen con comida

Jugar con el semen dentro de ella o creampie

El creampie (“tarta de crema”) es la eyaculación dentro de ella que acaba goteando al exterior. Para muchas parejas es excitante seguir jugando con el semen dentro de ella, disfrutando de la sensación de humedad y del líquido que sale: tanto él como ella pueden insertar los dedos y acariciarla entre el semen, lamer los fluidos mezclados de ambos, etc.

Otra posibilidad es que el sexo oral a ella después de la eyaculación, de forma que lame su propio semen mezclado con los fluidos de ella (se suele llamar “creampie eating”).

Sexo para parejas - creampie eating o lamer el semen cuando sale de la vagina

Felching

El felching proviene del sexo homosexual: Beber el semen directamente del ano de ella, es decir después de una sesión de sexo anal. Incluso hay unas “pajitas” para ello.

 

Y evidentemente se puede combinar este tipo de juegos con otros: dominación, apuestas, etc. A ver qué se os ocurre!