La comida es un juguete erótico estupendo: ¿quién no conoce el clásico de las fresas con nata? Aquí os proponemos convertirlo en un juego erótico: servir distintas comidas y bebidas a tu pareja a ver si las adivina. Para ello le vendaremos los ojos, y si no las adivina: tendrá que comerla de tu propio cuerpo!

Sexo para parejas - juego erótico con comida

Hemos hecho varios posts sobre la comida en el sexo: comida erótica, jugar con comida uno y dos, picnic sexual, el mapa de frutas… Pero aquí os proponemos convertirlo en un juego y sacarle todo el partido posible al sentido del gusto!

Preparación

Vamos a darle a probar cosas a nuestra pareja, así que tenemos que buscar comidas y bebidas que podamos ofrecerle para que las adivine. Puede ser cualquier cosa, de forma que haya comidas muy fáciles y otras algo más difíciles (abajo ponemos una lista con algunas ideas).

Puedes escoger comidas cómodas de comer (como por ejemplo nata montada), que te facilitarán el juego y lo harán menos engorroso, o prepararte para ensuciar a gusto y usar cualquier tipo de comida. En este segundo caso os recomendamos el suelo: ponemos una manta que se pueda meter a la lavadora justo después, y cuando acabemos con el juego nos vamos directamente a la ducha. Un sitio estupendo para completarlo!

Y podemos añadir alguna comida para sorprender y mantener el juego divertido: zumo de limón, algo picante… Verás qué cara!

En cualquier caso prepara unas toallitas húmedas, toallas o servilletas para limpiar lo que sea necesario! Y por supuesto asegúrate de que la temperatura de la habitación sea alta, de forma que estéis cómodamente desnudos.

El vello púbico combina mal con los juegos con comida en estas zonas, quizás sea interesante hacerte un poco de peluquería púbica previa!

Sexo para parejas - juegos de sexo con comida

Detalles de atención

Algunos aceites pueden dañar los preservativos, así que atentos a lo que escogéis si usáis condones. Y el azúcar en la vagina puede favorecer la multiplicación de bacterias y levaduras, así que a limpiarse bien luego. Y si ella tiene tendencia a infecciones quizás sea mejor dejar esa zona aparte, o limitarse sólo al exterior.

Cuidado con todo lo picante o ácido en zonas de mucosa: puede ser muy desagradable! Así que sólo se ponen en donde tengamos piel, como por ejemplo los pezones, y luego lo limpiaremos bien.

Recordad todas las alergias que pueda tener vuestra pareja, especialmente la de los componentes (p.ej. soja).

Sexo para parejas - juego de sexo con comida

Listado de ideas para comidas y bebidas

  • Nata montada, chocolate líquido, crema de cacahuete, nocilla / nutella
  • Helado: tiene que adivinar el sabor exacto, difícil con los complicados como Häagen-Dazs
  • Frutas. plátanos, naranjas, mandarinas, manzanas (que acierte el color!), melón, sandía, uvas, granadas, limón, lima (sorpresa!), fresas, mango…
  • Natillas, crema catalana
  • Yogurt (mejor si es de sabores), flan, mousse
  • Vino, cerveza, bebidas refrescantes (cuanto más raras mejor!)
  • Gominolas, piruletas, polvos pica-pica: Las tiendas para niños son un paraíso para la imaginación!
  • Toppings para postres y helados
  • Miel: cuidado que puede ser demasiado pringoso!
  • Algo un poco especiado!

¿Qué más se os ocurre?

Sexo para parejas - juego erótico con comida

Empieza el juego!

Lo primero es vendarle los ojos a tu pareja. De esta forma no podrá ver lo que la comida que le estás ofreciendo, y tendrá que adivinarla. Y tiene otro beneficio: al privarle del sentido de la vista, que es el sentido al que más acostumbrados estamos, su cuerpo se concentrará mucho mejor en los otros sentidos. No sólo el gusto, claro: también el tacto se volverá más sensible.

Así que cogemos unos cuantos platos y vasos con un poco de cada comida y bebida, y los ordenamos de más fácil a más difícil. Intercala de vez en cuando algo sorprendente, como por ejemplo el zumo de limón. Si una comida es demasiado reconocible por su textura puedes romperla o aplastarla para dificultarlo: por ejemplo unas uvas.

Con un dedo cogemos un poco de la comida y se lo damos a comer o lamer a tu pareja. Podemos añadirle un toque de vez en cuando:

  • Jugar con dárselo poco a poco
  • Pedirle que abra la boca y pasárselo por los labios sugerentemente
  • Lo mismo con la lengua: que saque la lengua y pasarle la comida por ella suavemente
  • Dárselo con tu propia boca: de boca a boca

Vamos, cualquier cosa que mantenga el juego divertido y sorprendente.

Sexo para parejas - juego erótico con comida

Ahora le toca a tu pareja adivinar lo que le has dado a probar. Sólo tiene una oportunidad por prueba, y además tiene que ser específico: no valen respuestas genéricas como “fruta”. Y tenemos dos posibilidades:

  • Si tu pareja acierta: ella decide en qué parte de su cuerpo pones el resto de esa comida/bebida y tienes que lamerlo o comerlo desde su cuerpo
  • Si tu pareja falla: tú decides en qué parte de tu cuerpo pones el resto de esa comida/ bebida y tu pareja tiene que lamerlo o comerlo desde tu cuerpo (sin quitarse la venda, claro)

Lo más probable es que acabéis llenos de comida por todo el cuerpo y treméndamente excitados, así que os recomendamos acabar la sesión de sexo en la ducha!

Categorías: Juegos

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.