Ya hemos comentado de forma general las posibilidades que nos ofrece el sexo anal, pero en este post vamos a referirnos a un tipo de anal especial: cuando ella es la que le penetra a él. Hay varias formas, desde el dedito hasta el pegging con un strap-on, pasando por los juguetes y las diversas formas de combinarlo. ¿Os atrevéis?

Sexo para parejas - ella le penetra a él con un strap-on o pegging

Varios usuarios nos han sugerido un post sobre este tema (gracias a fonso y nudir). No hay duda de que el sexo anal es uno de los primeros tabús con los se encuentran las parejas estables, y habitualmente él suele ser menos receptivo que ella. Pero no hay ningún problema, vamos a verlo y dejar que ellas también disfruten!

Anal para ellos

Está claro que el sexo anal es para los dos: aquí la fisionomía es la misma y los dos tenemos un agujero con mucha sensibilidad y que puede darnos mucho placer. Esto es algo estupendo, porque en este tipo de sexo podremos compartir nuestras sensaciones y experiencias, y aprender en conjunto.

Sexo para parejas - sexo anal en pareja

Ya hemos comentado en otro post que ellos tienen una ventaja para disfrutar más del sexo anal: la próstata. En resumen la próstata es un elemento diferenciador, con el que el hombre puede conseguir un placer adicional en el sexo anal. Así que realmente son ellos los que deberían disfrutar más de este tipo de sexo.

Pero hay que tener en cuenta algo más que el tema fisiológico: Para el hombre tiene una componente psicológica aún más fuerte, porque no está acostumbrado a ser penetrado y además la cultura le relaciona la penetración anal con la homosexualidad. Ni que decir tiene que no hay ningún tipo de relación, y que lo que nos dé placer estará bien siempre y cuando no dañemos a nadie. Pero la cultura siempre tiene una cierta presión, y es una barrera que hay que romper.

Sexo para parejas - sexo anal en el hombre

Por supuesto esto tiene una parte buena: cuanto más fuerte es la barrera mayor es el morbo y la sensación de hacer algo prohibido. Y por lo tanto mayor será el placer!

Para ellas tiene una parte estupenda: les da el poder completo y les pone en una posición dominante, en la que pueden disfrutar a placer con el cuerpo de sus parejas. Realmente es algo que ellas valoran enormemente y a algunas les excita muchísimo. Por ello es un placer principalmente psicológico, porque físicamente la mujer no es estimulada, y menos aún si usa juguetes. Curiosamente cada vez es más habitual encontrar hombres que quieren probar el pegging pero que sus parejas no…

Y por supuesto es un nivel más de intimidad en la pareja, que fomentará la confianza y la empatía.

 Sexo para parejas - intimidad durante el pegging o penetración anal

Variantes e indicaciones

Las variantes del sexo anal son muchas y ya las hemos comentado: annilingus, estimulación indirecta a través del perineo, caricias anales, analdigitus o penetración con el dedo, pegging o penetración con strap-on, penetración con juguetes, fisting anal…

Como puede ser una zona “a descubrir” hay que ir aprendiendo a disfrutar de las sensaciones, así que hay que hacerse a la idea de ir siempre poco a poco, empezando por las variantes más ligeras y ya llegaremos hasta donde queramos.

También hemos comentado la enorme capacidad de dilatación que tiene el ano: sólo hay que ver el tamaño de algunos juguetes anales! Así que nada de pensar que es un agujero pequeñito: se dilatará tanto como disfrute. Por ello es posible el fisting anal.

Sexo para parejas - fisting anal sobre hombre

Y por supuesto el sexo anal tiene una serie de conceptos generales que merece la pena repasar en su post. Resumido: buscar la dilatación natural con mucha estimulación previa, lubricar muchísimo, atentos a cualquier signo de dolor, aprender a entender las sensaciones, cuidar la higiene, buscar las posturas más cómodas…

 

Cómo empezar

Por supuesto dependerá de cómo sea él y de lo que hayamos probado el anal. Si hemos probado el anal en pareja con ella puede ser más fácil, porque ella le puede explicar cómo son las sensaciones. Y la clave, como en el caso de ella, es conseguir que esté muy excitado antes de empezar. Cómo conseguirlo ya depende de cada uno!

Si no tenemos ninguna experiencia previa tendremos que ir poco a poco:

  • Ella puede ir acercándose a su ano cuando le meta mano en el trasero, sin acariciarlo directamente pero rozándolo
  • Ella puede alabarle el trasero, diciéndole cuánto le gusta. Cuanto más sea consciente él de que es una parte de su cuerpo que es sexual y atractiva, antes podrá asumirlo
  • A partir de aquí hay que preguntar antes de seguir adelante, nada de intentarlo sin avisar! Un susto así puede tener el efecto contrario. Hay que hablarlo ante: qué le parece, si cree que le gustaría, etc. Una peli porno, un cómic, una historia erótica, etc pueden darnos pie a ello.
  • Si él no lo ve claro: que pruebe él solito, sin presión alguna, en la ducha. Con jabón y agua caliente, poco a poco, para ver qué fácil se dilata el ano. Pero que no espere oleadas de placer! Si se cree que el anal es como la masturbación va a decepcionarse, pensar que “eso no es para él” y echarse atrás. Tiene que entender que el ano sólo da placer cuando ya se está excitado, y que al principio no le va a aportar nada por sus propias reticencias. Pero que vea que es fácil y nada doloroso, y que entienda que el placer es distinto del de la eyaculación.
  • Una vez que ya está preparado para empezar poco a poco: ella puede ir acercándose a la zona durante la penetración, siempre evitando el contacto directamente pero pasando por al lado, por encima…
  • Cada vez se acercará más y llegará un momento en que podremos tocarle el ano directamente
  • También podemos acercarnos cuando estemos acariciándole el trasero: nos ponemos detrás de él, vamos bajando poco a poco dando besos, le mordisqueamos las nalgas, y nos acercamos poco a poco al centro. Y siempre, siempre diciéndole cuánto nos gusta y nos está excitando
  • Siempre muy atentos a sus reacciones, que en el ano son muy visibles: si está muy tenso y el ano está totalmente cerrado es que no lo estamos haciendo bien, mejor dejarlo un tiempo
  • Si no hay forma será cuestión de ir entrando en el tema a la vez, en pareja
  • Luego podemos pasar a las caricias anales y/o annilingus. Para la penetración con el dedo os recomendamos el uso de un guante bien lubricado

Sexo para parejas - annilingus como previo a pegging

  • Y poco a poco pasaremos a hacer algo más de presión en las caricias (siempre con lubricante), hasta que el ano se relaje y podamos meter un dedo

Si el juego anal va gustándole podemos ir añadiendo más dedos, o puede probar él solo a ver sus límites (pegging practice).

Una de las mejores partes del anal es que si los dos disfrutamos con ello se nos abre un mundo nuevo de posibilidades de placer en pareja, tanto en los juegos previos como en las penetraciones.

 

Pegging y strap-ons

El pegging o penetración con strap-on es uno de los casos más “avanzados”: no sólo hay una penetración al hombre, sino que además es con un elemento claramente fálico y situado entre las piernas de ella. Sin embargo una vez superadas las primeras reticencias es fácil que se llegue a este nivel, todo dependerá de lo que él pueda llegar a disfrutar de ello.

Para el pegging se utilizan strap-ons: unos juguetes eróticos con forma de cinturón en la que se encuentra montado un dildo. En castellano también se llaman arneses o consoladores con arnés. A menudo suelen ser dildos de menor diámetro que los vaginales, para que el proceso sea más sencillo.

Sexo para parejas - vista inferior de un strap-on o consolador con arnés

¿Qué tenemos que tener en cuenta? Algunas ideas:

  • La base del arnés, donde se une al dildo, es el punto más importante: Si el dildo se gira o se cae constantemente tendremos que estar ayudándonos de las manos y será un fastidio. Así que busca que el empotramiento en la base sea lo más fuerte posible, impidiendo que gire o se tuerza
  • Hay variantes de strap-on en las que el dildo está unido rígidamente al cinturón, mientras que en otros el dildo es sustituíble. Este segundo caso permite ir subiendo el tamaño si nos gusta, pero suelen fallar en el punto anterior: la base. Algunos sistemas patentados tienen un pequeño saliente central en el que se enganchan, por lo que no resisten mucho. Los mejores son los que recogen todo el perímetro del dildo en la base, normalmente con un anillo que aprieta toda la base del dildo. Si la anilla es intercambiable todavía mejor, porque se ajustará mejor al dildo que empleemos (siempre que la sujección de la anilla sea buena, claro está);

Sexo para parejas - detalle de strap-on para pegging

  • La textura y el material son importantes por dos razones. Por un lado tenemos la estética: hay muchos arneses de cuero negro, que ya nos ayudan a meternos en el papel. Y por otro lado es importante la limpieza: vamos a usarlos con mucho lubricante, así que cuanto más fáciles de limpiar sean, mejor! Aquí es donde ganan los de materiales artificiales, claro. Al final es una cuestión de equilibrio: no puede ser tan rígido como para que nos haga daño, ni tan flexible que no agarre bien;
  • La forma de sujección, en la que hay dos tipos generales: como un tanga con un agujero delante para el dildo, o como un cinturón que se ata a la cintura y a los muslos. Como decimos en el siguiente punto, es cuestión de probarlo! Y por supuesto dependerá del tamaño del dildo: si vamos a dildos grandes necesitaremos de un refuerzo más grande, tipo un triángulo rígido en la parte frontal, mientras que si vamos a dildos pequeños es más fácil;
  • La comodidad para ella: Aquí sólo nos queda probárnoslo, aunque sea por encima del pantalón. Ni se os ocurra comprar un arnés sin probarlo!  Así que tenemos que mirar los siguientes puntos:
    • Que esté bien “agarrado” a nuestro cuerpo: Que no se nos mueva todo el cinturón, porque entonces no conseguiremos nada interesante
    • Que no tenga zonas que nos vayan a rozar: Vamos a tener movimiento repetitivo, así que cualquier zona dura sobre la piel de los muslos, o que pellizce va a ser horrible. Así que hay que mirar que los cantos del material estén bien acabados, que las costuras estén bien hechas… Por ejemplo en la imagen siguiente podéis ver un strap-on mal puesto y que puede hacer bastante daño en los labios vaginales:

    Sexo para parejas - ejemplo de strap-on que puede hacer daño

    • Que el apoyo del dildo nos caiga bien: En general intentan apoyar sobre el hueso púbico, pero aquí cada mujer puede tener sus variaciones
    • Si es tu primer arnés y sólo quieres probar si os gusta, puedes coger algo baratillo. Si no busca algo mejor, notarás la diferencia!
  • El acceso a los genitales de ella: Para que ella pueda tener estimulación genital con el strap-on puesto es necesario cierto acceso. Es interesante tenerlo en cuenta porque las tan conocidas prisas, o la posibilidad de estimularla durante la penetración. Para este punto suelen ser mejores los strap-on de sujección a los muslos, en vez de los tipo tanga;

Sexo para parejas - estimulación de genitales femeninos con strap-onPor supuesto en cuanto al dildo tenemos los criterios habituales: si queremos que sea parecido a un pene o cuanto menos lo imite mejor, la textura o rugosidad, el material… Lo habitual en un juguete erótico. Algunos dildos especiales tienen una forma curva para estimular la próstata.

Hay unas variantes de strap-on para sexo lésbico, con doble consolador, o con vibrador incorporado (la vibración anal no suele ser agradable).

Y finalmente queda elegir la postura, en el que podemos tener en cuenta la comodidad, si la postura es de dominación o no, la estimulación de la próstata, la intimidad por medio de caricias a ella y besos… Hay mucho que probar! Sexo para parejas - preparado para penetración anal con strap-on

Otros juguetes

Hay varios juguetes sexuales que valen para que ella le practique sexo anal a él pero no son strap-ons. Los strapless tienen el mismo objetivo que los strap-ons (aportar una simulación de pene a la mujer), pero sin cinturón: los strapless son un dildo con una forma especial que permite que ella se lo inserte en la vagina y el extremo exterior queda con la inclinación y forma de un pene.

Sexo para parejas - strapless como alternativa al strap-onLa idea es que ambos disfruten de la penetración, ya que ella puede sentir la penetración en su extremo del juguete. Lo malo es que la sujección de los strapless no suele ser buena, y no es fácil hacer una penetración anal. Al final no se puede hacer fuerza, ni moverse mucho, ni usarlos en cualquier postura… Así que tienen una parte buena y muchas malas, así que no os los recomendamos.

Los plugs, los dilatadores y las bolas tailandesas son los típicos juguetes anales, que también pueden servirnos para ayudarnos a preparar la zona. Como ya hemos comentado el strap-on no aporta ninguna sensación más, y la excitación que provoca es principalmente psicológica, así que estos juguetes pueden darnos el mismo placer y disfrute en pareja.

Y por último los dedos. Con ellos la mujer sí que tiene más sensaciones: cómo se va dilatando el ano, como aprieta… Así que os recomendamos un guante y mucho lubricante!

 

Cómo combinarlo

El sexo anal sobre él puede combinarse de varias formas, las más habituales son:

  • Como un juego previo: Le excitamos, jugamos con su trasero y cuando ya esté muy excitado pasamos al sexo vaginal
  • Penetración anal a él durante la penetración a ella: A muchos hombres les estimula enormemente ser estimulados analmente mientras están penetrando. Tríos aparte, esto es bastante difícil con un strap-on, así que para ello tendremos que elegir bien la postura y hacer uso de los dedos o de juguetes. En la postura 721 de nuestro kamasutra ella puede estimularle el ano con bastante facilidad. Otra posibilidad es usar plugs o dilatadores y dejárselos puestos…
  • Penetración anal a él y masturbarle: Aquí ella tiene todo el poder y el control! Es el caso máximo, donde se hace lo que ella diga pero todo destinado a que él disfrute como un loco.

Sexo para parejas - masturbación y penetración anal o peggingAsí que ahora os toca plantearos si estáis dispuestos a probar el pegging: Háblalo con tu pareja e igual te sorprendes de la respuesta!