Uno de los puntos más excitantes del sexo oral es que sea muy húmedo. Puede que sea porque nos hace pensar que nuestra pareja está enormemente excitada, por el morbo de lo “guarro” que es, por el sonido que hace… el caso es que una felación o un cunnilingus muy húmedo suele ser mucho más excitante.

Sexo para parejas - felación muy húmeda o sloppy blowjob

Ojo que esto no es para todo el mundo: Hay quien considera este tipo de sexo oral una guarrada. Pero está claro que tiene un público muy amplio, y el porno nos lo deja claro con las palabras clave messy, sloppy, drool, spit. A muchos les excita el ver la saliva o líquido cayendo de la boca de su pareja, goteando por su barbilla.

Además este post también va para los que son capaces de aguantar mucho en el oral: Las sesiones muy largas de sexo oral tienen el inconveniente de que acaban secando la boca, y entonces deja de ser agradable para ambos.

Evidentemente hay quien no tiene problemas para salivar enormemente y pueden conseguir este efecto sin ayuda. E incluso puede que sea hasta un problema: Hay quien acaba atragantándose con su propia saliva. Pero la mayoría tiene dificultades para conseguirlo y necesita algún truco para ello.

Sexo para parejas - cunnilingus muy húmedo

Evidentemente la primera recomendación es no tragar tu propia saliva, y dejar que fluya. Si aún así queremos más tenemos varias alternativas para dar un sexo oral bien húmedo:

  • Lubricante artificial: La solución obvia y directa. Hay muchos lubricantes artificiales comestibles, e incluso con sabores que pueden ayudar si hay problemas de sabor. Si no es el caso recomendamos que sea sin sabor ni olor. El único problema es que tendrás que parar periódicamente para ir añadiendo más.
  • Lubricantes naturales: Hay lubricantes naturales que pueden ayudar, especialmente aceites comestibles. Los más habituales son el aceite de coco y el de semillas de uva. Eso sí, recordar que son incompatibles con los preservativos.
  • Comida: Hay algunos alimentos que pueden ayudarte a salivar. Por ejemplo las gominolas: Deja que se te disuelvan unas cuantas en la boca antes de empezar. Algunos caramelos tienen el mismo efecto, pero el gran desconocido suele ser la miel: Un poco de miel te hará salivar muchísimo, aunque puede convertirlo en un poco pegajoso al principio (y mucho cuidado en usarlo en el cunnilingus si ella tiene tendencia a infecciones: No hay nada peor que darle azúcar a las bacterias).
  • Hidratarte al máximo: Una de las claves para aumentar tu salivación natural es asegurarte de que tu cuerpo tiene todo el agua que necesita. Luego es muy fácil: A beber mucha agua! Y por si ves que se te empieza a secar la boca: Ten una botella de agua al lado y dale un sorbo antes de seguir.
  • Obligarle a tu cuerpo a salivar: Hay trucos para que tu cuerpo sienta la necesidad de salivar más: Sacar la lengua todo lo posible o dejar que te atragante (aunque es más fácil en la felación también se puede hacer en el cunnilingus :) ). En el caso de atragantarte tendrás una saliva más densa que lubrica mejor, y es una de las claves del deepthroat o garganta profunda. Eso sí, asegúrate de saber si a tu pareja le excita el oír cómo te atragantas, porque a algunas personas les excita muchísimo mientras que a otras les parece horrible.
  • Químicos para ayudarte a salivar: Tenemos varias soluciones creadas para aquellos que tienen problemas de boca seca, y que pueden ayudarnos a generar una enorme cantidad de saliva: Spray de saliva artificial, enjuagues bucales, pastillas contra la irritación de garganta. Las podéis encontrar en la farmacia o en los supermercados, y muchos son soluciones completamente naturales. Hemos visto recomendados los enguajes de Biotene y Biore, a ver si los tenéis a mano.

Prueba estos métodos hasta conseguir el nivel de humedad que os excite a ambos. Y asegúrate de estar preparados para limpiarlo adecuadamente!