A menudo incorporamos algo nuevo a nuestra vida sexual: una nueva postura, un juguete, una nueva práctica… Pero puede que lo pongamos en práctica una única vez y se nos olvide. Para ello os aconsejamos la noche de probarlo todo de nuevo, para que nada se quede olvidado sin decidir si nos gusta o no!

¿Cuántas veces os ha pasado durante el sexo que probáis algo que creéis nuevo, pero que luego os dice vuestra pareja: «Pero si esto ya lo hicimos hace un mes…»? Es normal que probemos cosas nuevas pero no nos impresione, para bien o para mal, lo suficiente como para tomar una decisión. Así que esa idea o práctica se queda en un limbo en el que nos olvidamos de ella.

Así que os proponemos hacer cada cierto tiempo, p.ej. un par de meses, una noche de probarlo todo: volver a probar todo eso nuevo que hemos probado recientemente. Hacemos recopilación de todo lo nuevo y lo volvemos a probar, a ver si así le damos un aprobado o lo rechazamos completamente. Y especialmente las cosas que te gustaron pero que igual a tu pareja no se le han fijado lo suficiente!

Está claro que será una noche especial, con un montón de cosas nuevas, pero muy divertida. Así que hay que cogerla con energías!