Como hemos dicho, una de las mejores manera de erotizar nuestra vida es practicar actividades eróticas en común. Es decir, evitar el ir directamente al sexo, y pasar más tiempo con nuestra pareja disfrutando de la excitación.

Sexo para parejas - leyendo

Si os gusta leer, una posibilidad es la lectura erótica. La red nos provee de abundantes contenidos al respecto, así que os sentáis comodamente delante de un ordenador y os ponéis a leer un texto. Evidentemente hay que comentar, reírse y disfrutar. Poco a poco os iréis acariciando, metiendo mano, y si el texto es bueno ni lo acabaréis de leer, pero de eso se trata!!

Algunos sitios comunes son:

Evidentemente se pueden encontrar historias de todos los tipos, pero en general están categorizadas por el tema principal, con lo que es difícil leerse una historia de un tema que no nos guste.

Por otro lado os recomiendo que poco a poco intentéis ampliar vuestro «ámbito de confort», que es el conjunto de cosas con las que os sentís cómodos. Es decir, puede que al principio penséis que no os gustan las historias de un determinado tipo (p.ej. control mental, porque os parece violento o estúpido), pero os animo a intentarlo. Puede que descubráis que os excita la historia, aunque no sea ni mínimamente creíble. :) Vamos, que os lo toméis como las películas de Hollywood: no tiene por qué tener un guión impresionante para gustaros, puede que la simple descripción os motive lo suficiente. Y por eso es tan importante que comentéis entre vosotros lo que os gusta o lo que no, que os riáis de lo que os parece ridículo, etc.

Sexo para parejas

Si sóis más visuales, es decir, que os excita más ver la acción sexual que imaginarla desde un texto, puede que os interese más el hentai. Por si acaso alguien no lo conoce, el hentai son los dibujos japoneses (manga, algo así como nuestros comics, pero no sólo para niños) con contenido sexual. Como todo manga, son muy rápidos de leer y las historias pueden ser muy imaginativas.

A mí me encanta el hentai, pero tengo que reconocer que es más peligroso que la lectura erótica en texto. Hay muchos doujins (hentai hecho por aficionados, no comercial), que son muy buenos, pero en general apenas están clasificados. Y esto puede llevarte a comenzar a leer un cómic de hentai que trata de un tema que no aguantas. Así que cuidado!

Otro hecho que ayuda al caso en el hentai es la denominación de las categorías en japonés: yaoi son hentai homosexuales entre varones, yuri entre mujeres, el ecchi es más suave, futanari son mujeres con pene (no necesariamente transexuales), etc. Y os aseguro que llegan a niveles de perversión impresionantes, por lo menos para mí.

También deberíais saber que es habitual que el hentai esté censurado debido a la cultura japonesa, con zonas blancas o rayadas sobre penes y vaginas. En muchos doujins no es así, pero para que no os sorprenda demasiado.

Algunos sitios habituales de hentai son:

Hentai