Hemos hablado en varios posts de las fotos eróticas: hacer un álbum, cómo hacerlas con el móvil, competir entre nosotros… Pero siempre os hemos recomendado las fotos abiertamente sexuales, mientras que en este post queremos proponeros algo más sutil: fotografía erótica de verdad.

La fotografía erótica suele ser abiertamente sexual, mostrando la desnudez completa de los modelos. Y es muy excitante, especialmente cuando hace buen uso de esa desnudez (aquí una muestra). Pero ahora queremos hablar de la fotografía realmente erótica, la que excita sin realmente mostrar nada.

Es una temática muy habitual, hay varios libros que están especializados:

La idea es centrarse en cualquier cosa que sugiera la sexualidad, pero sin mostrarla directamente. Una posibilidad es centrarse en detalles del cuerpo sin llegar a mostrar nada:

Otra posibilidad son las posturas que sugieren sexualidad, pero sin ningún tipo de desnudo:

También utilizar comida o elementos que puedan sugerirnos el sexo: p.ej. la miel como la lubricación:

El clásico reconocible son los helados y plátanos como felación:

Se trata de cambiar la forma de ver el entorno, para verlo todo bajo un filtro erótico y sugerente: qué puede ver una persona que está mirando la foto buscando algo sensual. A ver qué se os ocurre!