Las fantasías sexuales son absolutamente normales, un fenómeno psicológico muy estudiado. Pero hay una parte de las fantasías que se considera «oscuro»: las fantasías de sexo no consentido o violación. Aunque hay hombres y mujeres que tienen este tipo de fantasías, son mucho más habituales en la mujer. Hay quien las considera una aberración y quien juega con ellas, incorporándolas al juego en pareja. ¿Te verías en este caso?

 Sexo para parejas - escena de violación en película

El éxito del libro «Fifty Shades of Grey» ha vuelto a sacar a la palestra el tema de las fantasías sexuales con la violación (rape fantasies). El morbo propio del tema es claramente uno de los pilares de este éxito, pero hay que tener en cuenta lo común de la situación. Este tipo de fantasías (sexo no consentido, con diversos grados de fuerza aplicada, siendo la violación un caso elevado pero no el máximo) son habituales entre las mujeres. Psicológicamente se explican con varios orígenes: la necesidad de ser «castigada» por ser «demasiado deseable» o «demasiado sexual», el deseo de perder el control y ser controlada, el hecho real de haber sufrido acoso previamente (normalmente durante la infancia), etc.

Por supuesto estas explicaciones no alcanzan a todos los individuos: Simplemente hay gente que se siente excitada por el tabú y morbo asociado, le gusta ser dominado/a y perder el control y la responsabilidad de sus actos. Es decir, simplemente puede gustarte. Y esto es importante porque mucha gente se siente culpable por tener este tipo de fantasías, piensan que es algo horrible porque hay gente que ha sufrido siendo violada. Pero hay que entender que la ficción es una capacidad humana, derivada de la imaginación, y que nos desconecta totalmente del mundo real. Para poner un ejemplo claro: Todos hemos visto películas con gran cantidad de violencia (p.ej. Rambo), y no por ello nos repugnan. Nos gustan porque nos suben la adrenalina y nos sentimos vivos, pero eso no quiere decir que querríamos estar en esa posición. Así que conclusión uno: Hay que saber distinguir la ficción de la realidad.

Sexo para parejas - fantasía sexual de dominación o violaciónHombres y mujeres

Como hemos comentado hay hombres que también tienen esta fantasía, aunque tiene una mayor componente de sumisión y ser dominado. Lo más habitual es el caso de mujeres con esta fantasía, por lo que en adelante nos referiremos como «ella» a la persona violada y «él» al violador, aunque puede ser perfectamente al revés.

Sexo para parejas  - hombre violado

Niveles de «no consentimiento»

Las fantasías de violación pueden tener varios niveles de «no consentimiento». El nivel más bajo sería aquel en el que ella le desea a él pero no puede tener sexo por algún motivo, él llega y comienza a forzarla hasta que ella cede… Vamos, una fantasía muy romántica y propia de literatura erótica. Aunque a muchos nos parece poco creíble, si es lo que te excita, a por ello. Lo bueno de este nivel es que no hay apenas «violencia» y a partir del punto de «ceder» ella puede pasar a ser activa.

Sin embargo los niveles superiores llegan a la simulación de violación. Estas fantasías pueden realizarse a través de roleplayings, habitualmente en los que él lleva un pasamontañas o máscara para facilitar la ficción. Como todo juego de rol con violencia debe tener una safeword o palabra clave para terminar el juego. En el momento en el que cualquiera de los dos dice esta palabra, se termina la interpretación, sin discusión alguna. Esto es importantísimo y obligado. Si crees que puedes sorprender a tu pareja con un juego de rol de violación sin hablarlo con ella, vas por mal camino: Lo más probable es que acabes con tu relación. También podemos tener dos o tres palabras clave: una para el nivel «rojo», de forma que se detenga el juego, otra para el nivel «amarillo», de forma que continúe el juego pero bajando un poco la «dureza» y otra para el nivel «verde», diciendo que todo va bien y podemos seguir subiendo poco a poco.

En los juegos de dominación las palabras clave le dan el poder sobre el juego al sumiso, al ser el que puede acabar con el juego. Sin embargo en este tipo de juegos es un poder que debe poder ejercer cualquiera de los dos, ya que el papel de «violador» puede llegar a niveles no soportables. Conclusión 2: cualquiera de los dos debe poder acabar el juego.

Sexo para parejas - fantasía de violación

Checklist de apuntes antes de probarlo

Una vez dicho esto, unos apuntes a tener en cuenta antes de entrar en estos juegos:

  • Cuidado, no estamos solos: Hay que pensar qué va a pasar si tus vecinos oyen una interpretación de violación muy buena. Si tienes vecinos y no quieres tener a la policía a la puerta, te recomendamos una fantasía con amordazado o controlando el volumen;
  • Estas fantasías no son para todos: Damos por hecho que es la persona «violada» la que solicita el juego. Si es al revés es todavía más complicado de entender!! En cualquier caso puede que no nos atraiga este tipo de fantasías en ningún papel, ni como «violado/a» ni como «violador/a». Si a tu pareja no le va o no está segura de que quiere probarlo, déjalo estar;
  • No con cualquiera: Estas fantasías sólo se deben practicar con alguien a quien conoces profundamente. Si lo intentas con alguien al que conoces desde hace poco (p.ej. un «rollito» de una noche) estás corriendo un riesgo enorme;
  • Tener fantasías de violación o jugar a juegos de rol de violación NO justifica la violación. Esto es obvio para cualquier persona objetiva, pero hay que decirlo;
  • Hablarlo antes: Como cualquier juego de rol con violencia tiene que hablarse en pareja, antes y después. Lo bueno de esta actividad es que aprenderemos mucho de lo que le gusta a nuestra pareja: Cómo y en qué circunstancias;
  • Parar antes de que salga mal: Si empezáis el juego «por probar» es mejor pararlo al menor signo de que no gusta que arrepentirse luego;
  • Si queréis algo más de información: discusión. Si queréis saber si os va el tema, leed alguna historia erótica sobre violación, por ejemplo en literotica.com

Un último apunte

Hay quien cree que apoyar este tipo de juegos es apoyar la violación. Nosotros creemos que es al revés: Mucha gente tiene estas fantasías, y lo que no podemos permitir es que se sientan mal por relacionarlas con las violaciones reales. Como hemos explicado, son cosas distintas. Aunque sabemos que habrá quien crea que este post no debería haberse escrito nunca, creemos que lo importante es que nadie se sienta culpable o «enfermo» por tener este tipo de fantasías.

Y segundo: No todo el mundo se puede sentir cómodo como «violador/a», ni siquiera si es hombre. También él puede decir que no se siente cómodo con este juego.

Si habéis llegado a leer hasta aquí y todavía os apetece a ambos, adelante!!