En Tumblr me encontrado con algunas imágenes de penes masculinos en los que se veía perfectamente el glande y sus zonas. Esto me ha dado la idea de hacer posts sobre las zonas erógenas del hombre y la mujer. Ya sé que es un tema muy conocido, pero no está de más tener un resumen. Así que vamos a empezar con el hombre. Chicas, lapiz y papel que esto hay que sabérselo de memoria.

Sexo para parejas - el glande y el frenillo

Lo primero es hablar de jerarquía: hay zonas más importantes:

  • Zonas primarias: las más excitantes. En el hombre, pene o pezones
  • Zonas secundarias: excitan menos, pero precisamente por ello se les suele hacer menos caso, y puede ser toda una sensación redescubrirlas.

Cada persona tiene sensibilidades distintas, así que hay que probar todo a ver si nos sorprendemos. Vamos por zonas:

  • Cabeza:
    • Cabello: Masajea el cuero cabelludo de tu pareja al empezar la relación. Es más agradable que erótico (por lo menos para mí), pero es una caricia innovadora;
    • Párpados: Una zona muy sensible, también para las caricias del principio. Además requiere que tenga los ojos cerrados, así que mejor todavía;
    • Orejas: El clásico mordisquito en el lóbulo, meter la lengua en la oreja o soplar la oreja desde detrás. Los hombres suelen tener esta zona más sensible que las mujeres, y se pueden añadir unos susurros o palabras obscenas. Cuando estamos a punto de acabar podemos gemir al lado de su oreja y veremos una gran respuesta;

Sexo para parejas - mordisqueando la oreja

    • Boca y labios: Muy excitante, y tanto más cuanto más excitados estamos. Besos, lamer los labios, mordisquarlos… y evidentemente acercarle a la boca vuestras zonas sexuales para que las saboree;
    • Cuello y nuca: Una buena zona para empezar, con masajes o caricias. Besos, lametones y mordisquitos para cuando ya estemos algo más excitados. Algunos hombres tienen esta zona sensible extendida a la espalda y los hombros;

Sexo para parejas - lamiéndole el cuello

  • Tórax:
    • Pecho: Muy sensible en algunos hombres, en otros mucho menos. Acariciarlo y agarrarlo es una buena forma de empezar la actividad sexual;
    • Pezones: Muy sensibles, y hasta pueden ser delicados. Primero acariciarlos y luego pasar a lamerlos o succionarlos. Cuidado con los mordisquitos, pueden ser desagradables;

Sexo para parejas - pellizcándole los pezones

  • Abdomen: Una zona algo sensible en general, pero que puede presentar problemas por generar cosquillas. En general se disfruta más de caricias y besos en esta zona cuanto más avanzada esté la relación y existe más confianza;

Sexo para parejas - un abdomen bien perfilado

  • Brazos:
    • Axila y cara interior de codo y antebrazo: No es habitual, pero las caricias en estas zonas pueden ser consideradas eróticas;
    • Manos: Muy sensibles. Puedes lamerle los dedos y metértelos en la boca, que le encantará;
  • Piernas:
    • Cara interior de los muslos: Por su cercanía a los genitales es una zona sensible a excitar antes de ir a por ellos, como un previo. Cuidado con la respiración al ir a besarla, que puede hacer cosquillas en los pelos;
    • Pies: En algunos hombres tienen una gran sensibilidad desarrollada. Se puede empezar dándoles un masaje en la planta y luego en los dedos. Si le gusta mucho puedes pensarte el lamerlos (dando la higiene por supuesta, claro). Cuidado con las cosquillas;

Sexo para parejas - abierto de piernas

  • Culo:
    • Zona entre la espalda y el culo: Puede ser una zona sensible a caricias y lametones, prueba a ver si es su caso;
    •  Nalgas: Zona erótica pero poco sensible, así que nada de besos o caricias suaves, necesita de apretones, mordiscos o palmadas. En ciertas posturas (misionero, por ejemplo), la mujer puede agarrarle las nalgas al hombre durante la penetración, lo que suele ser muy excitante;
    • Ano: Cuidado! Es muy sensible y puede ser muy erótico, pero para algunos hombres está muy lejos de su zona de confort. Así que lo tienes que hablar antes, así de simple. En caso afirmativo se puede acariciar con movimientos circulares, a ser posible con lubricación y siempre con las uñas bien cortadas. El annilingus es otra opción;
    • Próstata: Como el ano, pero todavía más “peligroso”, ya que implica penetración anal. Normalmente sólo en relaciones avanzadas y con mucha confianza. Eso sí, puede merecer la pena: es un tipo de placer distinto;

Sexo para parejas - preparándole el trasero

  • Genitales: los reyes de la sensibilidad, sin duda:
    • Ingles: Más sensible en hombres que en mujeres. Toda una zona a acariciar y lamer como acercamiento previo al pene, y a combinar con la cara interna de los muslos;

Sexo para parejas - las ingles masculinas

    • Perineo: Entre los testículos y el ano, es una zona muy sensible y que suele quedar olvidada. En el hombre es aún más sensible por su cercanía a la próstata. Responde tanto mejor cuanto más excitado esté el hombre, y es sensible a caricias y presiones;
    • Testículos y escroto: Sensibles, pero muy frágiles. Se pueden acariciar o lamer, pero nada de apretar. En algunas posturas la mujer puede masajearlos durante la penetración, lo que es muy excitante y “motivador”, pero siempre teniendo cuidado, porque no es raro que durante el orgasmo la mujer los presione más de lo debido. En cuanto al escroto, especial atención a la línea oscura que lo divide en dos;

Sexo para parejas - el pene y el escroto en primer plano

    • Pene: El gran protagonista, claro. Tiene algunas zonas especialmente sensibles:
      • El glande
      • La piel que queda entre el prepucio y el glande
      • El frenillo

Estas tres zonas son muy sensibles, y deberíamos hacerles especial caso si estamos masturbándole o dando sexo oral. Por ejemplo, durante la masturbación podemos mover el pulgar arriba y abajo por el frenillo.

Sexo para parejas - el pene el protagonista

Y creo que eso es todo. Yo recomiendo hablarlo con vuestra pareja, y un día que tengáis tiempo poneros a probarlas todas, y en distintos grados de excitación. Es una actividad divertida y muy erótica. Apuesto a que os lleváis alguna sorpresa!


9 comentarios

Adriana Bermúdez · 12/08/2011 a las 2:33 am

Me encantó la explicación tan clara pero me gustaría su ayuda con lenguaje erótico para decirle a mi pareja pues le gusta y excita mucho y soy poco experta en esto.

    larpham · 12/08/2011 a las 8:16 pm

    Creo que lo primero es descubrir qué tipo de lenguaje erótico le gusta: puede gustarle el lenguaje obsceno, o que le susurres proposiciones cuando estáis en público, o ir variando, etc. Así que empezaría por probar un poco de los clásicos que ya comentamos en el post del lenguaje obsceno:

    Hablar de los genitales y de los órganos sexuales
    Describir la situación sexual que estáis practicando, o la que te gustaría hacer con él
    Descalificativos, muy propios del lenguaje obsceno
    Pedir sexo, posiciones, etc

    Además puedes encontrar algunos ejemplos en la literatura erótica: Lees algún relato con él y estás atenta a ver si el diálogo le excita. Cuéntanos qué has probado y qué te ha funcionado.

Como Satisfacer A Un Hombre · 04/03/2012 a las 8:59 pm

Excelente articulo! Los hombres tienen muchas zonas erogenas para que las mujeres les den placer y los conquisten. Muy buenos consejos. Saludos!

Sex Shop · 27/12/2012 a las 2:17 am

Muy buenoooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!

anabel · 14/03/2013 a las 12:21 am

Excelentes articulos! Bien detallados y de mucha ayuda! No dudRe en practicar con mi marido!

Generales – zonas erógenas de la mujer | Sexo para parejas · 09/07/2011 a las 8:44 am

[…] ya comentamos en las zonas erógenas del hombre, podemos dividir estas zonas en primarias (las más excitantes, pezones o clítoris) y secundarias […]

Ideas – worshipping | Sexo para parejas · 12/08/2012 a las 12:03 am

[…] son aquellas con un elevado nivel de sensibilidad. Por ello suelen ser zonas erógenas primarias: pene y testículos, ano, clítoris, punto G, pechos femeninos… Las zonas erógenas secundarias en general no […]

Generales – sexo por las orejas » Sexo para parejas | Sexo para parejas · 29/12/2012 a las 10:47 pm

[…] hemos hablado de las orejas como zonas erógenas, tanto en hombres como en mujeres (aunque algunos estudios dicen que son algo más sensibles en hombres). Esto se […]

Cháchara - encuesta: ¿Le gusta a él que jueguen con sus testículos durante el sexo? - Sexo para parejas · 28/02/2016 a las 11:02 am

[…] Siempre advertimos que los testículos pueden ser muy sensibles y por lo tanto cualquier estímulo tiene que intentarse con cuidado. Es más, ciertos hombres pueden tenerlos muy sensibles y no disfrutar de estímulos intensos (p.ej. succión, masajes con cierta fuerza, etc). […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.