El sexo anal es un tema muy habitual en las parejas, y hay muchísima información por toda la red explicándolo a fondo. Es un tipo de sexo distinto, que los que lo han probado suelen recomendar encarecidamente. Aquí simplemente queremos daros un resumen de toda esta información, para que no se nos olvide nada si decidimos probar esta experiencia. ¿Te pica la curiosidad?

Sexo para parejas - consejos para sexo anal en pareja

El sexo anal está en el límite de lo aceptado por la sociedad, justo en la frontera: Hay muchas imágenes sobre ello, pero la gente no dice que lo practica. Podemos encontrar mucha información sobre el tema en varios sitios (un buen resumen en De Kosas Nuestras), pero nos ha gustado muchísimo el post sobre el sexo anal en Dos Rombos, donde mucha gente ha compartido sus experiencias y sensaciones. Es precisamente este post el que vamos a intentar resumiros (aunque os advertimos que nos ha quedado un post bien largo).

 

Para él y para ella

El ano tiene una gran cantidad de terminaciones nerviosas, que pueden proporcionar placer, tanto para él como para ella. En el caso de él se añade además el placer que puede proporcionar la próstata, que ya hemos comentado en este otro post. En el caso de que él esté penetrando sentirá mucho más la sensación, porque el ano es más estrecho que la vagina.

Y a todo esto hay que sumarle la situación psicológica: El estar haciendo algo prohibido o algo sucio (podéis leeros este post de tumblr en inglés) la sensación de dominación o de humillación, el que sea un tipo nuevo de sexo, el compartir algo muy íntimo con nuestra pareja… Esto ya depende de cada uno.

En ambos casos lo más importante es la intimidad y la confianza. Para ello lo primero es hablarlo, y si no lo veis claro leeros las experiencias que aparecen en el post de Dos Rombos. Y por supuesto la persona penetrada es la que tiene que tener todo el control, confirmando que todo va bien y si duele o no.

Sexo para parejas - mujer que le gusta el sexo anal

¿Cuál es el objetivo? Disfrutar con el sexo anal y con la experiencia en pareja. Hay mujeres que disfrutan más con el anal que con el sexo vaginal. Y los hombres que lo disfrutan consiguen orgasmos mucho más intensos.

A partir de aquí hablaré de la persona penetrada como “ella” para simplificar las frases. Por supuesto existe la alternativa de penetración a él, como ya hemos comentado en el post sobre la próstata.

Claves

  • La reacción refleja del esfinter es de contraerse al sentirse penetrado. Por eso hay que acostumbrarse primero a todas esas sensaciones y aprender a controlarlas. Cuando se este preparada física y mentalmente es cuando se puede practicar con tu pareja
  • El ritmo lo tiene que marcar la persona penetrada, para lo que la comunicación es básica
  • El ano se puede dilatar muchísimo, por lo que no importa tanto el tamaño del pene: Es cuestión de llevar un proceso de dilatación

Sexo para parejas - sexo anal en ano dilatado

  • Por ello el conseguir una penetración no suele conseguirse de golpe (aunque hay casos, claro): hay que ir poco a poco
  • Para dilatar adecuamente es importante el deseo: la persona penetrada tiene que estar muy excitada
  • El ano no lubrica (como la vagina), por lo que hay que usar mucho lubricante
  • Si se hace adecuadamente no tiene por qué doler, aunque hay personas que no tienen ningún problema en la primera penetración y otras necesitan cierta práctica, convirtiendo el dolor en placer

Sexo para parejas - sexo anal con placer

Dilatación y penetración

  • Lo primero es preparar el ano para la penetracion ya que por si solo el ano no se dilata y lo tienes que ayudar. Pon un poco de lubricante en la punta del dedo y pasalo por el ano suavemente jugando con el sin llegar a entrar, poco a poco vas introduciendo un poco el dedo, metiéndolo y sacándolo. Cuando un dedo entre y salga bien vuelve a aplicar lubricante e intentalo con dos, muevelos dentro y fuera, rotalos e incluso separalos para que el ano se dilate. Puedes volver a repetir la operacion con un tercer dedo. Vamos, un proceso de 10 a 15 minutos
  • Como vamos a usar los dedos es importante tener una manicura perfecta: uñas cortas y bien limadas. Si quieres asegurarte, usa guantes de latex

Sexo para parejas - dilatación anal con un dedo

  • Cuando vayas a penetrar vuelve a aplicar lubricante en la entrada y bien repartido por todo el pene de la cabeza a la base. Introduce la cabeza del pene muy lentamente mientras ella intenta relajarse, respirando profundamente. Cuando la cabeza este dentro que espere unos segundos a que se acostumbres a la sensación, la sacas suavemente y vuelves a meterla, esta vez entrando un poco más. Si todo va bien en unas cuantas entradas y salidas ella te dirá que puedes entrar a fondo
  • Una vez que esté dentro los movimientos tienen que ser suaves, hasta que estés acostumbrada
  • Si te empieza a doler, lo mejor es esperar unos segundos y cuando estés preparada que empiece a moverse de nuevo. Si sigue doliendo entonces es mejor salir y dejarlo

Sexo para parejas - movimientos en sexo anal

  • Si no te sientes cómodo/a probando la dilatación con tu pareja, puedes experimentar primero tú solo/a, aprendiendo a reconocer las sensaciones. Puedes probar con un juguete y mucho lubricante, o en un baño de agua caliente
  • Durante todo el proceso es muy interesante que ella esté excitada, especialmente acariciando el clítoris: Puede masturbarse ella misma, usar un consolador, etc. También puede ser interesante una doble penetración con los dedos o un dildo

Sexo para parejas - experimentando el anal uno mismo/a

Sensaciones

  • A muchas mujeres la sensación de tener dentro los dedos no les da placer, pero en cambio sí sienten placer con el pene. Otras sienten placer en ambos casos
  • Es habitual que se sienta que se está defecando, lo que puede ser bastante antierótico. Esto se debe a que nuestro cuerpo está entrenado a que cualquier estímulo recibido es únicamente para aliviarse. Pero poco a poco se puede “re-educar” el ano para tener sexo y disfrutarlo. Y cuanto mas relajada se está mas facil resultará todo
  • Para evitar esta sensación, lo mejor es que ella contraiga el ano (“apriete”) cuando lo sienta

Sexo para parejas - sexo anal en pareja

  • Hay mujeres que lo tienen tan asumido mentalmente y están tan relajadas que apenas sienten nada, ni siquiera placer. Con la práctica se aprenderá a disfrutar del sexo anal
  • También es habitual que la sensación al salir sea más intensa que la de entrada, tanto para bien como para mal: más placer o más dolor

 

Salud

  • Nunca hay que pasar ningún elemento del ano a la vagina (ya sea un dedo, un juguete o el pene), ya que llevaríamos bacterias fecales que podrían infectar la vagina. En sentido contrario, de vagina a ano, no hay problema. Lo mismo es aplicable del ano a la boca. Las posibilidades más normales para evitar este problema son: Dejar el sexo anal para el final (ella estará más excitada y tendrá menos problemas) o practicar el sexo anal con condón y quitarlo al volver a la vagina
  • El riesgo de embarazo con eyaculación anal es bajo, sólo se podría dar en el caso de que alguna gota de semen caiga del ano a la vagina. Es algo raro pero puede darse en ciertas posturas, así que atentos si no usamos preservativo
  • Hemorroides: El sexo anal puede ser algo más doloroso con hemorroides, y puede agravarlas si se realiza incorrectamente (de forma agresiva, sin lubricante, etc). Sin embargo hay quien lo practica con este problemilla y disfruta normalmente

Sexo para parejas - ano durante el sexo anal

Higiene

  • Durante el sexo anal puede salir algún resto fecal o quedarse pegado al pene. No es nada grave, puede ser algo más desagradable si no defecamos apropiadamente (heces blandas)
  • Si usamos preservativo podemos tirarlo directamente y resuelto
  • Lo mejor es hacer de vientre antes del sexo anal, algo así como una hora antes (así le damos tiempo al recto a rehidratarse)

Sexo para parejas - higiene y sexo anal

  • Puede usarse una pera de goma (se compran en farmacias, también vale una jeringa grande), con la que se aspira agua tibia (nunca con jabón) y se introduce en el recto. Se mantiene un rato ahí dentro y luego se defeca normalmente. Repitiendo el proceso un par de veces será suficiente
  • Una versión más sencilla y que suele ser más que suficiente es darse una ducha o un baño y limpiarse a fondo la zona, introduciendo un dedo mojado con agua varias veces, hasta que no salgan sucios
  • Versiones más extremas y que no se recomiendan son los enemas (adquiridos en farmacias), supositorios, lavativas o duchas rectales (meter agua directamente en el recto, desde la ducha o el bidé). Hacer un uso excesivo de estos métodos pueden ser malos para la flora intestinal

Sexo para parejas - sexo anal en pareja

Lubricante

  • Siempre tenemos que usar lubricante, aunque hay quien está tan relajada y excitada que le vale con saliva, flujo vaginal o seminal
  • Si usamos lubricante anal, mejor. Lubricantes que se recomiendan: Aqua-glide, lubrifist
  • No usar lubricantes de efecto frío (contrae los músculos y evita la dilatación) ni con anestésico (no sentimos el dolor y podemos causar fisuras sin enterarnos)
  • Los lubricantes, aunque sean anales, se secan. Siempre tenemos que añadir más lubricante si vemos que es necesario
  • Sin embargo el sexo anal puede ser más facil si es breve, ya que la lubricación es limitada: Coitos breves o hacer un aporte constante de lubricante

Sexo para parejas - lubricación obligada en el sexo anal

Posturas

  • Para empezar el objetivo es usar una postura en la que la penetración no sea profunda y ella pueda controlarla. Otro elemento importante es el ángulo de penetración, que debe buscar el golpear contra la parte delantera del recto (cerca del ombligo)
  • También ayuda el no tener los músculos en tensión, con lo que recomienda el estar acostado de lado (nada de posturas de pie al principio)
  • Por eso se recomienda para empezar la postura de las cucharas o el 44

Sexo para parejas - postura para el sexo anal

  • También es interesante la postura del misionero, con las caderas levantadas (unas almohadas bajo las caderas) para alinear el pene con el ano. Con esta postura conseguimos un contacto visual que nos ayudará a la comunicación y la confianza
  • Siempre son interesantes las posturas en que ella tenga el control del movimiento (ella encima de cuclillas, él tumbado)
  • La postura del perrito puede ser algo más complicada, aunque puede ser muy excitante y esto puede ayudar

Sexo para parejas - sexo anal en la postura del perrito

Alternativas al sexo anal

Si no estáis convencidos (los dos), y por ahora no queréis practicar sexo anal, tenéis algunas alternativas:

  • Dejarlo como fantasía: Podéis hablar de ello y tomarlo como algo que algún día probaréis, pero limitarlo a una excitación en forma de fantasía
  • Penetración vaginal del perrito: No es lo mismo, pero se le parece, sobre todo al tener él una buena vista del ano de ella (también en otras posturas, claro)
  • Sexo anal sin penetración: Acariciar el ano con la mano, acariciar la zona cercana pero sin llegar realmente al ano, acercar el pene a la zona pero sin penetrar, el anilingus

Sexo para parejas - sexo anal con anilingus

Conclusión

El sexo anal es una experiencia muy placentera, que plantea un nivel más de confianza e intimidad en la pareja. Pero para disfrutarlo hace falta una cierta preparación física y mental, por lo que tenemos que tomárnoslo con mucha calma y dejarle siempre el control a la persona penetrada.