Una de las preguntas más habituales que tenemos (tanto en la zona de preguntas como en nuestro tumblr) es cómo se puede aumentar el tamaño del pene. Respuesta rápida: No se puede! Pero es que además probablemente tampoco quieras: vamos a comentar los problemas que da tener un pene grande, y ya verás cómo se te quitan las ganas!

Sexo para parejas - sexo con penes grandes

Ya hemos comentado varias veces la clásica pregunta del tamaño del pene (I y II), especialmente para dejar claro que lo que importa no es el tamaño, sino el tamaño relativo: la relación de tamaño entre la vagina y el pene. Y aunque tener un pene pequeño no es algo que desee ningún varón, a menudo nos olvidamos de los problemas que presenta el tener un pene grande.

Algunos de estos problemas son bien sencillos de imaginar: dificultad para encontrar ropa que no “marque paquete”, problemas porque cualquier pequeña erección se nota, sorpresa negativa de las mujeres en la primera vez que te ven desnudo, problemas con los condones… Pero, ¿cómo afecta al sexo?

Durante los juegos previos el tamaño del pene casi no afecta (excepto en el caso del micropene). Casi todas las masturbaciones son exactamente iguales: con las manos o handjob, con los pies o footjob, con los pechos o titjob, entre los muslos o thighjob, entre las nalgas, etc. Pero ¿qué sucede con las penetraciones?

Penetración vaginal

Como hemos dicho antes, lo importante aquí es el tamaño relativo entre la vagina y el pene: si la diferencia es demasiado grande tendremos problemas. Un pene pequeño con una vagina amplia necesitará elegir bien la postura para provocar placer (busca en nuestro kamasutra). Pero un pene grande en una vagina pequeña tiene un problema mucho mayor: puede provocar dolor. Normalmente es debido a la longitud, ya que golpea la cervix y es una sensación dolorosa y molesta para ellas (si se hace con fuerza incluso puede sangrar) y tampoco es agradable para ellos. Ojo: hay mujeres que son más resistentes en este sentido, y que incluso pueden disfrutar con ello, pero no es lo habitual.

Hay formas de paliar este problema:

  • Nada de prisas, poco a poco. Obvio pero importante
  • Posturas que no permitan una penetración completa: Busca en nuestro kamasutra las posturas que impiden que la penetración llegue a toda la longitud (tamaño relativo: pene grande en vagina pequeña), y le habrás quitado un par de centímetros a tu problema. Y por otro lado busca las posturas que lo facilitan (búsqueda) y evítalas!
  • Posturas que le den a ella el control: Si tu tamaño es un problema deja que ella decida el ritmo y la profundidad de penetración. Una vez ella lo haya marcado y todo vaya bien puedes seguir tú con esos límites. Y con cierta práctica ella puede encontrar el ángulo adecuado para que el pene no golpee la cervix, sino que la empuje hacia un lado (fornix anterior o posterior), permitiendo penetraciones más profundas
  • Muchos juegos previos: Los juegos previos ayudarán a la lubricación y la preparación de la vagina, así que olvidate del quickie! Que ella esté relajada y disfrutando
  • Lubricante: Si tu pareja no lubrica bien ten a mano un lubricante artificial, y úsalo sin miedo!
  • El tiempo y la práctica: Las mujeres mayores, que han practicado mucho más sexo y pueden haber tenido hijos, tienden a tener menos problemas de este tipo: saben cómo colocarse y como hacer caso a su cuerpo.
  • Evitar la penetración profunda durante la ovulación (segunda semana del ciclo): La cervix desciende y está más sensible, con lo que todo empeora.
  • Que ella acabe antes: Si conseguimos que ella llegue al orgasmo antes, su cervix subirá y podremos aumentar la penetración. Es decir: sólo intentar penetración profunda cuando ella ha llegado al orgasmo. Con ciertas mujeres este consejo no es aplicable, porque se vuelven demasiado sensibles

Sexo para parejas - penetración vaginal con penes grandes

Sexo oral: la felación

En el sexo oral hay muchos juegos que no tienen problema: lamer en general, juegos con los testículos, etc. Pero en la penetración oral el tamaño puede un problema peor que en la penetración vaginal: la boca no es elástica, ya que tiene huesos y límites de apertura. Muchas mujeres con la boca pequeña pueden verse totalmente superadas por el tamaño del pene, y puede provocar los siguientes problemas:

  • Dolores en la mandíbula: Puede parecer broma, pero forzar la mandíbula a abrirse de forma extrema durante mucho tiempo puede provocar grandes dolores, y hasta tener que ir al médico
  • Reflejo nauseoso o gag-reflex: El taponar completamente la boca y tocar la garganta puede provocar un reflejo nauseoso (como en el deepthroat), lo cual lo convertirá en algo desagradable. Se requiere de algo de entrenamiento para controlarlo, así que puede ser otro limitante en la relación
  • Rozar con los dientes: Si no es sólo un gran tamaño en longitud, sino también en grosor, es fácil que cuando se le canse a ella la mandíbula acabe cerrándola un poco, y evidentemente rozando el pene con los dientes
  • Imposibilidad de aceptar movimientos de penetración: Puede que ella pueda mantener una parte del pene dentro de su boca (normalmente el glande), pero sea incapaz de aceptar movimientos de penetración, limitando los juegos sexuales

Algunas de las soluciones para paliar el problema:

  • Poco tiempo: Nada de felaciones largas, donde la mandíbula sufre durante mucho tiempo
  • Posturas cómodas: Todos los músculos del cuello también sufren al tener la mandíbula totalmente abierta, así que cuanto más cómoda sea la postura, mejor. Especialmente a evitar las posturas laterales con la cabeza sin apoyar
  • Nada de facefucking o deepthroating: Obvio, ¿no?
  • Ella controla: Dejarle a ella que tome el control total de la profundidad, ritmo, etc
  • Primer sustituto: Meter únicamente el glande en la boca, jugar con la lengua sobre él mientras con las manos masturbamos el fuste del pene. Así te ayudas a dar la sensación de “rodear” todo el pene con las manos. Para reforzar esta idea lubrica bien el pene antes. Además del movimiento adelante/atrás también puedes darle cierto giro de muñeca a las manos, pero con cuidado!
  • Segundo sustituto: Usar la boca lateralmente sobre el pene, recorriéndolo de arriba a abajo con mucho juego de lengua. Cuando llegues arriba puedes meterte el glande en la boca y succionarlo. Así el tamaño no es un problema!
  • Hacer descansos para evitar problemas: Parar enmedio de la felación y mover la mandíbula para que se relaje. No es lo más sexy del mundo, pero lo agradecerás!
  • Cubrir los dientes con los labios (como si imitases a un anciano): Así evitarás rozarle el pene con los labios. Tampoco es muy sexy, usa este truco en posturas en las que él no te vea
  • Después del sexo: masajear la zona de atrás de la mandíbula y los músculos del cuello para que se relajen

Sexo para parejas - sexo oral con penes grandes

Penetración anal

Cuando el pene es grande la penetración anal puede llegar a ser un gran problema. Aunque sigamos todos los consejos para la penetración anal (tomarse su tiempo, mucha lubricación, dejar que ella tome el control, etc), puede ser demasiado difícil. En el post sobre el sexo anal hemos comentado que el ano puede dilatarse enormemente, pero aún así no suele llegar a la capacidad de dilatación de la vagina. Si a esto le sumamos la falta de lubricación natural tendremos que asumir que los anos cerrados y los penes grandes tienen el sexo anal prohibido. Y en muchos otros casos (como por ejemplo penes largos pero finos) puede conseguirse el sexo anal, pero va a ser desagradable para ella.

Así que la recomendación en casos claros de problema de tamaño es asumir que no va a ser posible, y probar con las alternativas al sexo anal que tenemos marcadas en el post sobre el anal.

Sexo para parejas - sexo anal con pene grande

Conclusión

Está claro que tener un pene grande puede ser un limitante a la hora del sexo. Pero lo más importante es ser consciente de ello: si no podemos causar dolor en la relación sexual y puede llegar a ser un problema para toda la relación. Muchas mujeres que han tenido este tipo de problemas acaban prefiriendo hombres con penes de tamaño medio-pequeño, ya que les da seguridad en que no van a sufrir durante el sexo. Y como además están menos estresadas acaban disfrutando más.

Así que los penes de tamaño medio tienen la enorme ventaja de que pueden ser placenteros para casi todas las mujeres, mientras que los grandes presentan problemas con muchas de ellas. Si estás bien dotado tómatelo con calma, habla mucho del sexo con tu pareja y haz todas las pruebas posibles!