A veces lo que necesitamos para ponernos «cariñosos» es poco, con un simple gesto provocador de nuestra pareja nos salta la chispa y ya no hay forma de parar. Así que como queremos fomentar que esto le pase a nuestra pareja lo máximo posible os recomendamos que practiquéis vuestros movimientos más sensuales y sexys, para poder motivarla adecuadamente!

Sexo para parejas - movimientos sexys

Un movimiento sexy puede ser muchas cosas, algo que vuelve loco/a a nuestra pareja: un guiño juguetón, enseñarle la ropa interior, acariciarle la entrepierna de pasada… Estamos hablando de esos movimientos y gestos que podemos hacer en el día a día, sin que sea necesario que exista un erotismo o excitación previos.

Y por eso mismo nos parecen extremadamente importantes: cuando la rutina se impone necesitamos un pequeño impulso para sacarnos de ella y pasar al erotismo y el sexo! Así que deberíamos tener claro que queremos tener esos gestos totalmente dominados, para motivar sexualmente a nuestra pareja en cualquier momento. Se trata de incitar y provocar como sólo nosotros/as sabemos hacerlo!

Cada uno/a sabrá cuáles son estos movimientos en su caso, pero nuestra propuesta es practicarlos delante de un espejo hasta tenerlos totalmente dominados. ¿Para qué? Por un lado para darnos seguridad y confianza, y así no dudar en el momento de ponerlos en práctica. Esto es una de las cosas más eróticas que podemos tener: seguridad en nuestra parte más sensual e invitante, y os aseguro que vuestra pareja lo verá así.

Sexo para parejas - practicando movimientos sexys

Por otro lado también queremos practicarlos para llevarlos a su mejor momento: las primeras veces nos saldrán un poco toscos o rápidos, pero con la práctica serán mucho más fluidos y sensuales, con el ritmo justo que queremos darles. Y claro, su efecto será mucho mayor!

Y por último hay un beneficio indirecto que puede ser muy interesante, y es nuestra percepción de nuestro propio cuerpo. Cuanto más conscientes seamos de la cara erótica y sensual de nuestro cuerpo y más lo practiquemos, seremos tanto más eróticos en nuestra vida. Es como ir al gimnasio o hacer ejercicio: cuanto más ejercicio haces te vuelves más activo, verdad? Pues aquí igual: si ejercitamos nuestro erotismo nuestra vida erótica será más activa!

 

Cómo practicar

Dependerá de cuál sea el movimiento, pero unos consejos genéricos:

  • Que no esté tu pareja delante: Obviamente, queremos darle una sorpresa! Así que no nos pueda pillar, habrá que buscar un día que estemos sólos en casa
  • Delante del espejo: Se trata de ser conscientes de nuestros movimientos, así que necesitamos ayuda para verlo desde distintos ángulos (como lo va a ver tu pareja). Así que lo haremos delante del espejo más grande que tengamos en casa
  • Poco a poco: A ver, que quede una cosa clara: estamos practicando, no va a ser rápido y no tiene que ser sencillo. Vamos probando cosas poco a poco, primero lentamente y con cuidado, luego vamos probando nuevas formas de movernos, y luego lo perfeccionamos.
  • Nada de frustarse y pasarlo mal: Si es así acabaremos relacionando esta mala sensación con nuestro erotismo. Hay que disfrutar de esta actividad al máximo, así que a ser positivos!
  • Nada de vergüenzas: Estamos haciendo pruebas, así que nada de limitarse: prueba cualquier cosa que creas que puede gustarle a tu pareja

Sexo para parejas - practicando movimientos sexys sin verguenza

Y si podemos sacar más de un movimiento, mejor: tendremos un catálogo completo de movimientos sexuales para sorprenderle!

 

Ideas para movimientos sexys

Ahora hay que intentar recordar esos momentos en los que excitamos a nuestra pareja con algún movimiento sin querer, o que nuestra pareja nos dijo cuánto le gustó algún gesto nuestro. Para mejorar el movimiento podemos buscar ejemplos en la red o en películas.

Algunos movimientos clásicos:

  • Pasarse la lengua por los labios, o quizás lamerse un dedo
  • Una mirada lasciva y provocadora, con un guiño invitador
  • Un movimiento de caderas cadencioso

Sexo para parejas - movimientos sensuales delante del espejo

¿Qué le pone a cien a tu pareja?