Además de los tres sexos clásicos para la penetración (vaginal, anal y oral) existen otros huecos en el cuerpo que permiten mucho juego con el pene sin penetración. Pueden aportar una sensación  totalmente distinta, además de probar una práctica nueva. Eso sí, tienen sus peculiaridades: las posturas pueden ser un poco complicadas, y por supuesto necesitaremos una buena cantidad de lubricante. ¿Os apetece probar algo nuevo y totalmente diferente?

 Sexo para parejas - sexo sin penetración

La penetración suele ser uno de los objetivos de muchas relaciones sexuales. Ya sea vaginal, oral o anal, muchas parejas consideran que el final del sexo se produce con la eyaculación dentro del cuerpo de ella. Pero existen varias formas de sexo sin penetración, en distintas partes del cuerpo. ¿Por qué nos podemos plantear estas variantes de sexo?

  • Por motivos de salud, molestias, etc: Si ella tiene «impedidos» los agujeros normales por cualquier razón, es hora de buscar nuevos horizontes
  • Por pura diversión: Probar algo nuevo es excitante, así que rompe con la rutina. Si no te gusta lo apartas para siempre, si te gusta un poco lo retomas de vez en cuando, y si te encanta lo añades a la lista de habituales
  • Porque no sabes si te va a gustar: Oye, igual te llevas una sorpresa y te encanta algo que al principio se te hacía raro… primero pruébalo y luego decides. Y esto vale tanto para él como para ella!
  • Por alargar la relación: Estamos tan acostumbrados a acabar con la eyaculación en la penetración que acaba limitando nuestra sexualidad. Si nos quitamos de la cabeza ese objetivo se nos abre un mundo de posibilidades con cada parte del cuerpo de nuestra pareja!
  • Como método anticonceptivo: Si nos ha fallado el método anticonceptivo habitual y tenemos un apretón… un buen plan B!

Sexo para parejas - sexo sin penetración con los piesAsí que vamos a ver el listado de los huecos para un deseoso pene que podemos tener en el cuerpo femenino:

  • Los tres primeros están claros: vagina, boca, ano
  • El siguiente también es fácil: las manos. Masturbación con diversas posturas, con una o dos manos, combinada con felación, varios ritmos… Hay muchas variantes!

Sexo para parejas - sexo sin penetración con las manos o handjob

Sexo para parejas - sexo sin penetración entre los pechos

  • Entre los muslos: Ya lo hemos comentado en este post, ella sólo tiene que juntar las piernas y apretar el pene entre ellas. Puede cruzar las piernas para hacer más fuerza, acariciarle el glande, y puede moverse ella o dejar que se mueva él. Por la postura a él se le puede hacer muy parecido a una penetración vaginal. A ella le puede rozar los labios exteriores e incluso masajear el clítoris (dependiendo del ángulo), así que puede llevarla al orgasmo. Se suele denominar sexo intercrural o sexo interfemoral, thighjob en inglés, o en el caso de rozamiento con los labios exteriores se conoce como la variante japonesa sumata. Una variante clásica es la postura del misionero pero sin penetración, de forma que el pene le roza a ella el clítoris;

Sexo para parejas - sexo sin penetración entre los muslos o thighjob

  • En las axilas: Aunque os sorprenda a muchos, las axilas pueden ser muy atractivas para algunos hombres. Normalmente se prefieren bien depiladas, pero hay algunos que las prefieren con pelo. El caso es que podemos colocar el pene en la axila, apretarlo bajando el brazo y dejar que él se mueva (el movimiento de ella es algo más torpe en esta zona del cuerpo). El tejido que rodea la zona es blando, con lo que da una sensación similar a la de una vagina. Y ella tiene otra mano libre para acariciarle a gusto!;

Sexo para parejas - sexo en las axilas

  • En la parte interior del codo: Parecido al sexo en la axila, ella puede colocar el fuste del pene en la cara interior del codo y apretarlo entre el brazo y el antebrazo. En este caso es más fácil que ella mueva todo el brazo arriba y abajo para simular la penetración, con un movimiento similar a una masturbación. Y por supuesto ella tiene la otra mano libre disponible!;
  • En la parte interior de la rodilla: Como la parte interior del codo, pero bastante más complicado, porque ella no puede moverse con facilidad y las posturas para que él se mueva son difíciles. Vamos, para aventureros con ganas de probarlo todo!;
  • Entre los pies, llamado footjob en inglés: Los pies son muy atractivos para ciertos hombres (podofilia), por lo que esta postura puede ser una buena forma de descubrirlo. Aunque hay varias posturas, lo más normal es que él se quede de pie junto a la cama, en la que ella está tumbada boca arriba. Ella levanta ambas piernas y coloca el pene entre los arcos de ambos pies, apretándolo. Luego mueve los pies adelante y atrás desde las piernas, masturbándole. De esta forma tenemos una postura en la que ella está relativamente cómoda, él la ve completamente desnuda y ambos mantienen el contacto visual;
  • Entre las nalgas: Sin penetración anal, podemos colocar el pene entre las nalgas, apretarlas y realizar el movimiento de penetración. Se necesita un cierto volumen de nalgas para practicarlo adecuadamente, pero nos puede valer:
    • Como sustituto del sexo anal: Aún sin penetración él puede colocarse detrás de ella y deleitarse con su trasero, por lo que puede excitarle enormemente;
    •  Como paso intermedio para el anal: El roce con el ano puede ayudarle a ella a acostumbrarse y perder miedos.

 Sexo para parejas - sexo sin penetración entre las nalgas

En todos estos casos tendremos que tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Lubricante: Sin ninguna duda, hay que asumir que se necesita lubricante, y en cantidad. Estas zonas no lubrican, y el líquido preseminal puede ayudar pero no va a ser suficiente. Como no usaréis preservativo podéis usar un lubricante de base silicona, que os aguantará más rozamiento (aunque será más difícil de limpiar que uno de base agua);
  • Higiene: Siempre absoluta, especialmente en aquellos casos sensibles (los pies o las axilas). Una falta de higiene una única vez puede resultar en un mal recuerdo y una pérdida de pasión para siempre;
  • Tener claro cómo y dónde acabar: Hay que saber dónde va a eyacular él si todo va bien, y no vas a ponerte a hablarlo cuando está a punto! Así que hay que comentarlo antes o tenerlo muy claro. Hay que tener en cuenta que algunas de estas partes del cuerpo tienen difícil el acelerar el ritmo para conseguir que él eyacule (por ejemplo los pies si no tienes mucha coordinación, o la parte interior de la rodilla), lo que puede ser muy frustante para él. En estos casos es mejor pasar a una masturbación o felación normal en el último tramo. En otros casos, como por ejemplo los pechos, puede ser interesante seguir adelante con la zona por la excitación que produce la zona. Aquí sólo tiene que tener claro ella si le gusta que le eyaculen en los pechos o en el cuello, o prefiere evitarlo;
  • Podemos probar varias posturas para una misma zona del cuerpo: Es cuestión de imaginación y probar todas las variantes: que se mueva él, que se mueva ella, que él la mueva a ella… A ver qué se os ocurre!

Sexo para parejas - sexo sin penetración entre los muslos

  • Añadir texturas: En muchas de estas zonas del cuerpo ella puede ponerse una ropa con una textura distinta, que le aporte un toque nuevo a la sensación. Busca en tu armario!

Así que tenemos un total de 11 zonas donde poder juguetear con un pene. ¿Las habéis probado todas? Si no es así, tenéis una lista de deberes para hacer. Y como trabajo final, comunicarnos vuestros resultados :)