Soy una mujer de 27 años, hace un tiempo mi novio y yo decidimos ir a un motel para tener sexo.
Yo empecé a darme cuenta que le gustaba que me exhibiera en público desde aquel día que me hizo ir al parque en una blusa blanca, transparente y sin sostén… (la verdad me excite y mojé mis panties).
Ya están en el motel caminábamos por el pasillo que nos llevaría directo a nuestra habitación, me percaté que no hubiera cámaras, mientras caminaba empecé a bajar el cierre de mi corto y sexy vestido, yo ya iba preparada, pues no traía nada de ropa interior debajo.
Antes de entrar a la habitación observé una pequeña sala a un lado de la puerta, ahí fue cuando le ordené a mi novio que se sentará. El con su cara desconcertada me miró y empecé a quitarme el vestido, me puse de rodillas y empecé a chuparle la pija, sin importar que alguien saliera de alguna otra habitación o alguna recamarera nos pillara.
Después de haberle mamado la pija y dejársela húmeda con mi saliva, me paré y empecé a caminar a lo largo del pasillo, yo estaba muy excitada y deseaba que alguien me viera…
Creo que si me hubiera salido una mujer, sería capaz de lamer su concha enfrente de mi novio…
Fue una experiencia muy excitante!