Nunca había pensado en mi suegra como algo sexual, hasta que un amigo, al saber de mi buena relación con mi suegra, me dijo: Ud. Lo que quiere es culiarse a su suegra.

Y ahí empezó todo. Comencé a imaginarme a mi suegra en toalla de baño, a medio vestir, en fin, se me convirtió en una obsesión.

Y como la relación con ella es muy buena, pues comencé a llamarla al celular y hacerle comentarios, como que se consiguiera un novio para que le hiciera el mantenimiento, o que la iba a visitar para tomarnos unos tragos, cosa que ya hemos hecho, pero cuando yo aún vivia con su hija.

Pues bien, fui a visitarla a otra ciudad, y claro, me ofreció quedarme en una alcoba que mantiene desocupada.

Para festejar, llevé una botella de licor, música que se que le gusta, para bailar separados y bien juntos.

Nos sentamos en un sofá los dos, colocamos música a bajo volumen y poca luz, para que no se fueran a enterar los vecinos,y poco a poco fuimos entrando en calor, a acercarnos lo suficiente, como para rozar nuestras piernas, le propuse bailar bien suave, como la música, y claro, el licor comenzó a hacer su trabajo.

Bien juntitos, acomodé mi verga de tal manera que la sintiera entre sus piernas mientras bailábamos, junté sus manos y las mias entre los dos, de tal manera que tocaba sus senos, y bueno, como ella me permitía todo eso sin protestar siquiera, fue mi pasaporte para manifestarle, que en vestido, se veía mucho mejor que en pantalón.

En un momento que nos sentamos, la llevé a poner temas más íntimos, como contarme que no sabía masturbarse, que nunca lo había hecho, que hacía mucho tiempo no estaba con un hombre, etc.

Fui al baño, y me quité los interiores, por lo que ahora mi verga estaba más libre y podía ella sentirla mejor.

Salimos a bailar nuevamente, bien suave, bien juntos, y me hizo un comentario:

  • Qué tienes ahí que se siente tan bien?
  • Bueno, dime qué crees que es – le respondí.

Ella no dijo nada, y solo recostó su cabeza sobre mi pecho, y me pidió un trago, pero bien grande, dijo, porque creo que lo necesito.

Se tomó un buen trago, como me lo pidió, me abrazó, y dijo, sigamos bailando así que se siente bien.

La abracé, la atraje hacia mi, y coloqué mis manos sobre sus nalgas para acercarla más a mi verga, ella se detuvo, me miró a los ojos, y apretó su pubis contra mi.

Alberto, me dijo, por dios que nunca quise esto, pero si tenía ganas, y ahora siento, que eso que siento allá abajo, es lo que necesito,quiero sentirme mujer, porque pensé que había dejado de serlo, sé que no soy una muchacha, pero también sé que necesito un hombre, y esta noche, voy a sentirme como una puta, por estar en estas con mi yerno, pero no importa, creo que me tienes ganas, creo que gusto, y yo también quiero culiar contigo, quiero que me enseñes cosas que yo no sé, pero que sé que me gustarán, no sé qué me pasa, pero creo que eso que siento, es tu verga, y está bien cerca a mi cuca, o a mi chocha, como ud. Le dice, mira, mira cómo la coloco bien encima de mi cuca, quédate ahí quieto, déjame sentirla, ahora me dirán cómo te gusta culiar, porque eso es lo que vamos a hacer, ahora voy a conocer la verga que se comía mi hija, y de la que he escuchado algunos comentarios, porque según ella, ud. Quería culiársela todas las noches, y yo, solo la envidiaba, y sí, a veces los escuché mientras culiaban pero nunca fui capaz de acariciarme, y espero que eso también me lo enseñes, porque me hace falta cuando me arrecho.

Y bueno, jamás esperé escuchar de mi suegra semejante discurso, pero me mentalicé que debía hacer todo lo posible, recurrir a toda mi experiencia para hace feliz a esta señora, que me acababa de declarar su arrechera y disposición para conmigo.

Bueno, suegra, le dije, y como qué te gustaría que te enseñara, si yo supongo que tú sabes muchas cosas?

Mire alberto, solo quiero culiar, lo demás, es ganancia, nunca he mamado una verga, y he escuchado de unas amigas mias, que eso rico,he escuchado que le meten a uno lengua en la cuca, he escuchado que a una le meten la verga por culo, en fin he escuchado muchas cosas, y ahora quiero hacer unas cuantas, y si es con ud., mucho mejor.

Mientra ella hablaba, no había dejado de rozarme la verga con su entrepierna, y ya estaba bien mojado, y creo que ella también pero no quería hacerlo rápido, quería que nos tomáramos todo el tiempo necesario par disfrutar, pero mi intención era que ella disfrutara más.

Mariela, dije, hace rato que quería estar contigo, y siempre me imaginé provocándote,y mira, que lo que más me gusta es que una mujer lleve vestido, y esa falda que llevas ahora, me fascina, mira, te la puedo levantar, te puedo cojer el culo, te puedo meter la mano, mira qué rico está este culo, mira,dije, agachandome, te puedo oler la cuca, mmmmmmmmm, así se chupa una cuca, mariela, dije mientras la lamía por encima de sus interiores.

La llevé al sofá, me paré frente a ella, y le propuse que me bajara el pantalón, bájalo bien despacio, le dije, y así lo hizo, bajó el cierre, me soltó el cinturón, bajó mi pantalón, y solo exclamó…..ahhhhh, alberto, y no tienes interiores, por eso sentía tan bien esa verga, está divina…..y mira, ya tiene jugos…..tócala con la lengua, si? Le propuse.

Alberto, dijo, es la primer ves que hago esto, pero lo voy a hacer, porque he tenido ese antojo….mmmmmmm, grande,mmmmmmm suavecita……está bien parada,mmmm…..no me cabe toda…….mmmm…..me tienes muy arrecha, y creo que me vengo..mmmmm….ahhhhhh….mmmm, te dije, me vien, exclamó.

Linda, le dije, ves que mamar es rico, ahora ven, siéntate aquí, le dije indicándole el descansabrazos del sofá, una pierna a cada lado, ven, recuéstate, relájate, tócate aquí, te sientes mojada? Intenta meter tu dedo, así…..sientes lo mojada que estás? Me te el dedito, bien adentro, sientes rico?…..me gusta tu cuca, tiene labios grandes, como los de tu hija, me fascinaba chuparle la cuca, pero mira, ahora, te la voy a mamar a ti, mi suegra, que está muy arrecha y ahora v´a culiarse al yno favorito…..y así, procedí a meter mi lengua en esa hermosa cuca, estaba inundada de jugos, chupaba esos labios hermosos, y de pronto ….se vino otra vez.

Ahhhhh, exclamaba, mámela esa cuca más alberto…..méteme la lengua …..rico….rico…..mámeme…..chúpame…..ahhhhh, hijueputa, que rico, por eso decian mis amigas que era rico, pero jamás lo imaginé, yo sé que va a hacer ud. Conmigo ahora, pero ahora que me enseñó, me vá a tener que mamar todos los dias.

Ella se bajó del brazo de la silla, se sentó a mi lado y comenzó a acariciarme la verga…… Si, eso decía mi hija, que ud. Tenía una verga grande, y bien boba, dejarte por irse a que se la culiara alguien que solo la clava una vez al mes jajaj, bien bruta, pero bueno, ahora la tengo yo, y la voy a gozar, alberto, por qué no me dá más lengua, mámela un ratico, y dame por el culo, si?

Y bueno, claro que se la mamaba, me fascina, y más cuando cuando tienen labios grandes, se siente muy bien cuando uno se llena la boca con una cuca así.

Mamé, hasta que me acordé que ella quería por el culo, pasé mi lengua por ahí, y sentí un quejido diferente, que me indicó que había dado en el blanco,volví a lamer ese culo y lo humedecí lo suficiente, le indiqué cómo se colocara, me hice atrás de ella y comencé a meter mi verga, bien suave, ella se quejaba, pero empujaba su trasero hacia atrás lo que hacía más fácil la penetración, ….me duele,,,,,me duele alberto, pero siento rico…..