Este es un relato parte real y parte fantasía.

Le compre a mi esposa un vestido de fiesta muy provocativo, tiene un escote profundo al frente, la espalda queda al descubierto, es muy corto de falda, tiene un par de aberturas a los lados que permiten ver la parte alta de las piernas. Obviamente este vestido es para usar sin ropa interior, o cuando más con una mini tanga.

Mi idea al comprarlo fue para que se lo pusiera en casa para jugar a que la conocía en una fiesta, que ambos éramos unos desconocidos y después de bailar un poco y tomar unas copa terminaríamos teniendo sexo.

Así lo uso, al bailar podía sentir con mi mano su espalda desnuda, la primera vez baje mi mano poco a poco hasta llegar a sus glúteos, , podía sentir su grado de excitación, avance hasta llegar a la parte posterior de su vagina, sentí que estaba húmeda, yo me sentía a punto de explotar.

Después subí la mano poco a poco hasta llegar a la altura de sus senos, continué avanzando para acariciar la parte exterior de uno de ellos y con un dedo rozar su pezón, un momento sumamente erótico. Sentí como se ponía firme su pezón así como su respiración más candente, lo cual indicaba que ella estaba muy excitada.

Ella bajo la mano para acariciar mi pene que estaba totalmente erecto, lo saco del pantalón, subio un poco su vestido y lo dirigió a su vagina. Seguimos así un rato más con mi pene penetrando levemente en su vagina, la primera vez no pude contener la excitación, lo cual causo que me viniera durante el baile.
En otras ocasiones bailábamos hasta que ambos sentimos la necesidad de concluir esta acción, para lo cual nos recostamos para hacer el amor de una manara apasionada.

Esto lo repetimos varias veces, algunas veces terminando con sexo oral, ella acurrucándose para hacérmelo otras veces yo debajo de ella, el proceso de excitación fue asombroso. Tan es así que al redactar esta experiencia y dársela a leer a mi esposa, acabamos teniendo relaciones en la mesa del comedor.
Me imagino que pasaría si se atreviera a ir con ese vestido a algún centro nocturno a bailar

Como la verían hombres y mujeres? El pensar en esto es realmente excitante, ella mostrando casi todo su cuerpo al bailar, y atrayendo miradas y quien sabe que fantasías desataría en otras personas, y después irnos los dos y tal vez solo llegar al automóvil para tener sexo estando los dos en un nivel de excitación extremo.

Lo pienso y es algo que me gustaría que hiciéramos, tanto para verla a ella en un lugar público como para gozar como es admirada y tal vez deseada, algo que tanto ella como yo gozaríamos, tal vez algún día lo hagamos y esto tal vez nos lleve a otro nivel de relaciones.