Esto va para ellas: si tus pechos no son suficientemente grandes como para masturbarle entre ellos, o aunque lo sean queréis probar otra forma de hacerlo, prueba a masturbarle entre tus pechos cuando llevas puesta ropa interior!

Esto puedes hacerlo también con sujetadores o sujetadores deportivos, pero la ropa interior suele ser transparente y os permitirá ver su pene durante la masturbación. Asegúrate de que no tenga nada metálico en la zona, por pequeño que sea, y que no tenga costuras que puedan molestarle.

Tiene que ser una ropa interior que te quede ajustada, para que le apriete el pene. Y puedes seguir apretándote los pechos lateralmente para aumentar la presión. Prueba a cambiar la presión, a mover los pechos, seguir un ritmo…

Y por supuesto: mucho lubricante! Ya echarás la ropa a lavar después, ahora lo importante es disfrutar.

Así que sólo te queda una duda: ¿dónde va a correrse?