Uno de los problemas de los penes largos es que pueden resultar incómodos para ella, dado que golpean la cervix y no suele ser agradable. ¿Cómo lidiar con este problema de forma que sea agradable para ambos?

La primera opción es elegir posturas sexuales que no permitan penetraciones muy profundas (pruébalo en nuestro buscador). Pero esto nos limita bastante las posturas, así que os recomendamos otra opción: que ella agarre la base del pene durante la penetración. De esta forma se limita la profundidad de la penetración y además ella puede masajearle y apretarle el miembro. Ganamos todos!