Hoy en día hay una gran diversidad de juguetes eróticos. Con sólo visitar Amazon o cualquier sexshop está claro que la época de sólo dildos ha quedado atrás. Y algunos de estos juguetes nos atraen aunque no nos veamos usándolos: ¿cuál es tu caso?

Hay algunos juguetes eróticos que son simplemente bonitos como objetos: los dildos de vidrio, los diseños de Lelo, los que son de colores brillantes… Otros tienen una textura especialmente agradable, que se prestan a acariciarlos y lamerlos. Y otros están cargados de estética propia, como las cadenas.

Pero muchos de ellos no entran en nuestra lista de juguetes a usar, básicamente porque su uso no nos excita, o porque no nos vemos preparados para ellos.

Así que os preguntamos cuál es vuestro caso de este tipo de juguetes: ¿qué os ha atraído al ojo aunque no lo fuerais a usar jamás?