Sexo para parejas - juego erótico con comida

Juego – sentido del gusto

La comida es un juguete erótico estupendo: ¿quién no conoce el clásico de las fresas con nata? Aquí os proponemos convertirlo en un juego erótico: servir distintas comidas y bebidas a tu pareja a ver si las adivina. Para ello le vendaremos los ojos, y si no las adivina: tendrá que comerla de tu propio cuerpo!

Sexo para parejas - juego erótico con comida (más…)

Sexo para parejas - comida erótica para juegos sexuales

Ideas – Comida erótica

La comida nos ofrece una gran posibilidad de juegos eróticos relacionados con el gusto y el paladar, desde alimentos afrodisíacos hasta lamer la comida del cuerpo desnudo de nuestra pareja. Pero en esta entrada os proponemos añadirle un toque más visual, y convertir la comida en un espectáculo erótico que le sugiera a nuestra pareja cómo va a continuar la noche. Algo más sutil pero muy efectivo!

Sexo para parejas - comida erótica para juegos sexuales (más…)

Por larpham, hace

Ideas – sprinkles

Lo primero explicar qué son los sprinkles o toppings de postres: son las virutillas que se ponen encima de las tartas, helados, etc. En castellano hay quien las llama confetis, chispas, etc. Aunque ya hemos hablado de algunas ideas de juegos eróticos con comida (uno, dos y tres), esta idea es más estética y visual que de gusto: ponernos los sprinkles en la parte del cuerpo en que queremos que nos lama nuestra pareja. Ya véis, una idea muy juguetona!

Sexo para parejas - sprinkles en los labios (más…)

Por larpham, hace

Sitios – la cocina

Vamos a ser sinceros: a pesar de lo que nos muestren las películas, la cocina no es el mejor lugar para tener relaciones sexuales: es un lugar bastante público de la vivienda (con lo que pueden pillarnos in-fraganti), suele ser frío y húmedo (cerámica y encimeras), hay multitud de elementos cortantes…

Sexo para parejas - sexo en la cocina (más…)

Por larpham, hace

Ideas – melocotón en almíbar

Esta idea la he sacado (como otras tantas) del libro Sex Games de Tony Higgins, que es bastante fácil de encontrar por la red. Ya hemos comentado en este post la posibilidad de jugar con comida, pero ahora nos pasamos a algo más sólido: los melocotones en almíbar.

La base de la idea es coger una lata de melocotones en almíbar, verterla en un bol (no queremos bordes afilados cerca) y emplearlos como juego sexual.  Aquí hay dos ventajas de esta comida: la suavidad del melocotón al tacto y la dulzura del almíbar.

Sexo para parejas - beso con mordisqueo (más…)

Por larpham, hace

Ideas – jugar con comida

Todos hemos visto esto en alguna película erótica: el amante le pone algo de nata montada a ella en los pezones, y luego se los limpia con la lengua. El juego erótico con comida puede ser estupendo, pero también puede acabar siendo un desastre.

Sexo para parejas - jugar con comida (más…)

Por larpham, hace