El gagball es un juguete sexual normalmente asociado al bondage y la dominación: Una bola que se pone en la boca para limitar la comunicación, limitando al individuo a gemidos y convirtiéndolo en un objeto sexual. Su estética es muy poderosa, ya que es claramente visible en la cara de nuestra pareja, todo un símbolo de sumisión. ¿Te apetece?

Sexo para parejas - gagball como juguete erótico

El gagball está totalmente asociado al bondage y al sadomasoquismo, pero igual que comentamos en el caso de la fusta, esto no tiene por qué ser así. Está claro que puede emplearse el gagball como un juguete en prácticas de sexo fuerte, pero no es estrictamente necesario: Podemos emplearlo sólo como un símbolo, un toque de sexo duro sin que sea necesario llegar al BDSM.

Para ello el gagball es perfecto, porque como hemos comentado es un símbolo muy fuerte: Es claramente visible en la cara de nuestra pareja, y la convierte en un objeto sexual para nuestro placer. En este sentido está claro que es un juguete de dominación-sumisión: El que lleva puesto el gagball siempre va a ser el personaje sometido, aumentando su sensación de estar controlado por su amante.

Sexo para parejas  - jueguete erótico gagball

Así que cuáles son los motivos para emplear el gagball:

  • Juegos de dominación: Claramente es el motivo prioritario, especialmente por el hecho de impedir la comunicación en el que lo lleva puesto.  En este sentido destacan los roleplaying. Sus versiones más fuertes suelen ir asociadas al bondage y el uso de restricciones físicas, así como actividades de castigo y control;
  • Juegos de humillación: El ejemplo más claro son los gags de boca abierta, en los que se suele introducir el pene, y que conllevan que el sometido babee incontrolablemente. Los gags que deforman la cara también son ejemplares, ya que «deshumanizan» al que los lleva puesto. La humillación es un tipo peculiar de dominación, y que habitualmente hace uso de vocabulario obsceno;
  • Estética: Los gags destacan por la variedad estética, que nos puede aportar la imagen que más nos excite.

Sexo para parejas  - jueguete erótico gagball

Hay muchos tipos de gags o mordazas:

  • El gagball o bola, que es el más famoso y el que más variantes tiene. En general de goma para no dañar los dientes, aunque hay todo un rango de colores y formas de atarlos;
  • Las bridas (bit gag): Una barra de goma similar a las de los caballos. Está claro que tiene una estética poderosa y también aporta mucha humillación;
  • Hinchables: Se introduce un elemento de goma en la boca y se hincha por medio de una pera de aire. Impide totalmente la comunicación y deforma la cara;
  • Embudo
  • Metálicos, de tipo médico
  • Abiertos
  • Arneses sobre toda la cabeza
  • Bozales

Las alternativas más sencillas (y que no requieren ir a un sexshop especializado) son:

  • Usar una tela larga, como un pañuelo o bufanda, pasarla por la boca y atarla a la parte de atrás de la cabeza. No impide la respiración y permite hacer sonidos;
  • Usar cuerda como en el caso anterior, cuanto más gruesa más efecto tendrá;
  • Llenar la boca con una tela anudada, como puede ser una media o una ropa interior. Nunca tiene que meterse muy profundamente, y hay que dejar un extremo saliendo para poder sacarlo fácilmente si fuese necesario;
  • Cinta americana o similar: Podemos poner una tira de cinta ancha encima de la boca. Hay que tener cuidado de que no tenga un pegamento muy fuerte, porque puede dañar la fina piel de los labios. Además es una mordaza que no permite ni respirar por la boca ni escupir, por lo que hay que tener especial cuidado.

Sexo para parejas  - jueguete erótico gagballComo en cualquier dominación hay que tener claro que es un juego, que se acaba en cuanto se acaba el sexo, y que nunca se debe trasladar a la vida real. Además es interesante acordar previamente unas señas de emergencia, de forma que el dominado pueda detener el juego de golpe si se encuentra mal o la mordaza le hace daño.

En cualquier caso nuestra propuesta para empezar a probarlo: Empezaremos por la erótica de la estética y la excitación de probar algo nuevo y prohibido, y luego podremos pasar a usarlo para la dominación o humillación si nos sale de forma natural. Os recomendamos adquirir un gagball con una estética que os atraiga, o quizás probar con una tela que nos pueda aportar esa estética. El dominado puede probársela y podemos empezar alguna actividad sexual ligera, a ver si se encuentra cómodo/a y disfruta de la situación. Si durante la actividad nos sale de forma natural algún gesto de dominación tendremos que preocuparnos de que ambos estemos cómodos y no dejarnos llevar. Una vez que acabemos podemos comentarlo, y si el resultado ha sido agradable podemos plantearnos el aplicar el gagball a una actividad desde el principio. Los casos más habituales son juegos de roleplaying de dominación, siendo un clásico el de la violación o el secuestro.

Por su estética y los juegos de rol en los que se suele usar, los gags son muy combinables con varios juguetes:

Sexo para parejas - gagball con venda en los ojos

Sexo para parejas  - jueguete erótico gagball

  • Las esposas, pudiendo hasta estar combinadas;
  • Las correas y ataduras propias del bondage;

Sexo para parejas - actividad sexual con bondage y gagball

Aunque sea mucho más facil encontrar imágenes de mujeres con gags, ya que es habitual que les toque el papel de dominadas, esto no quiere decir en absoluto que el hombre no pueda ser el dominado. A muchos hombres les excita que ella tome el control, y librarse de ese papel de fortaleza y decisión que la sociedad les ha impuesto. Esto es lo que lleva a disfrutar del fem-dom.

Así que os recomendamos probar los gags de forma ligera y emplearlos en el nivel que os sintáis cómodos, en el que más disfrutéis. Podéis hacer una excursión juguetona al sexshop de confianza y buscar uno que os atraiga la vista, y a por una noche de experimento!