Uno de los juguetes eróticos que más a mano tenemos es una simple venda: una tira de tela suave, lo suficientemente larga como para atar algo. Puede ser una corbata, una bufanda o una clasica tela de terciopelo.

Con esa tela podemos hacer muchos juegos, como vendar los ojos y así tener a nuestra pareja a nuestra total disposición.

O podemos atarla lentamente, disfrutando de la tensión que va sintiendo.

Asegúrate de que tu cajón de juguetes sexuales tiene una venda bien suavecita!

Categorías: Juguetes

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.