Como hemos comentado en un post anterior, la sensación de frío por la piel puede ser muy erótica. Si se hace ligeramente, como una caricia, estimula la capacidad de percepción de la piel, dejándola mucho más sensible. También se pueden hacer otros juegos con los hielos:

  • Poner polvos de talco por encima del cuerpo de nuestra pareja, aprovechar para darle un masaje, y luego pasar un hielo haciendo dibujos sobre la piel
  • Jugar con los hielos en la boca, pasándolos de uno a otro por medio de los besos
  • Tener hielos en la boca cuando practicamos sexo oral. La sensación de frío en el sexo es impresionante
  • Ciertos consoladores de vidrio pueden enfriarse en la nevera o calentarse en agua caliente

Sexo para parejas - piel húmeda
Tendremos que tener cuidado con no pasarnos con la sensación de frío: hay gente que no lo disfruta, o que incluso tiende a tener infecciones con el frío. Para ello siempre nos aseguraremos de que el ambiente sea templado, y de que nuestras pieles estén bien calientes. Una ducha caliente antes de jugar con el hielo puede ser muy útil, o tomar un chocolate caliente. Así que vigilad la piel de gallina de vuestra pareja, que puede ser un buen indicador!