El “glory hole” (agujero glorioso en castellano) es un agujero pequeño, de unos centímetros de diámetro, que atraviesa una pared entre dos estancias, normalmente un par de cubículos a tal efecto, cabinas en sexshops o incluso los servicios públicos. De esta forma en una de las habitaciones uno introduce el pene por el agujero, mientras que el usuario de la otra habitación le masturba, le da sexo oral o incluso lo usa para la penetración. Es decir, sexo anónimo sin posibilidad de saber quién es la otra persona.

En este post os sugerimos imitar esta práctica dentro de la pareja, de forma que tenemos relaciones sexuales sin ver a nuestra pareja, y podamos imaginarnos que es otra persona. Algo de excitación, pero sin riesgo!

Sexo para parejas - glory hole

Antes de nada, comentar que esta práctica tiene su origen en la comunidad gay, pero que se ha extendido como fantasía. Esto se debe a lo que hemos comentado: es un sexo anónimo, en el que ambos se concentran sólo en las sensaciones y por lo tanto se olvidan del resto. Nada de caricias, besos o demás, sólo sexo directo.

Hay algunas variantes del glory hole en el que caben brazos y demás, pero no suelen ser habituales, ya que implican un cierto peligro (por el glory hole original no puedes meter mucho más que un pene).

Sexo para parejas - variante del glory hole

Así que vamos a prepararlo: lo primero es encontrar o hacer un agujero apropiado. Una opción es hacer un agujero en un armario grande, y que él se meta dentro:

Sexo para parejas - glory hole en un armario

Pero como probablemente no queremos destrozar nuestro mobiliario, ni nuestras paredes, y menos de una forma que su uso sea obvio para todos nuestros invitados, aquí va otra posibilidad. Podemos desmontar un pomo antiguo de una puerta, que dejará el agujero perfecto, y ya lo volveremos a colocar después.

Eso sí, mucho cuidado con las astillas, que no queremos herir ciertas partes corporales. Así que una vez desmontado el pomo le podemos poner cinta de embalar en los bordes, cubriendo bien cualquier imperfección.

Sexo para parejas - sexo oral en un glory hole

Una vez preparado es tan sencillo como que uno esté dentro y el otro fuera, y a disfrutar. Para ellas, recomendable la masturbación simultánea, así que el uso de juguetes vibratorios puede ser de gran ayuda. Ni que decir tiene que el sonido es muy importante, porque es la única forma de comunicación que os queda: gemir, gritar, utilizar un vocabulario obsceno, tratar a tu pareja como si fuese un desconocido, etc. Todo vale para mantener esa ilusión de estar practicando sexo anónimo.

Si os gusta la idea, hay sexshops y lugares con glory holes, pero la gran mayoría son para gays, así que tenedlo en cuenta.

Categorías: Ideas

4 comentarios

vampiregirl · 07/09/2012 a las 3:56 am

Noo habia escuchado de esta actividad. Parece muy excitante, el hecho de que se mezcle el anonimato y no saber quien es la otra persona, en fantasia esta bien. Pero ya llendo a una sexshop y ver un glory hole, meterte ahi, y no saber quien esta detras, a mi me daria un poco de temor, por no haber proteccion.
Mejor probar con la pareja. Pero en si, es una buena idea.

    larpham · 08/09/2012 a las 10:52 am

    Te sorprendería saber el éxito que son los glory holes en algunos sexshops con cabinas. Por lo que tengo entendido principalmente en el mundo gay, pero también hay cierto mundillo heterosexual.

    El no saber quién está detrás es la clave, y no hay por qué tener miedo. En un sexshop o similar no corres ningún peligro (otra cosa es ir a hacerlo en unos baños públicos, eso ya es peligroso). Y en cuanto a la protección siempre puedes ponerle un preservativo.

    Pero la clave del asunto es llevar esa idea del morbo a tu pareja, y ahí sí que puedes dejarte llevar!!

    Javier · 13/04/2013 a las 6:39 pm

    Es anonimo y rico, en cuanto a la protección, es cosa que tú, él o ambos tengan sus preservativos listos, y a gozar!!

tumblr backups · 20/05/2013 a las 4:43 pm

[…] forma muy original de jugar al glory hole, con un toque de roleplaying This entry was posted in Uncategorized on November 16, 2011 by […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.