Todos sabemos el error que es el “dick pic”: una foto de un pene en primer plano, sin ningún tipo de cuidado. Pero sí que hay formas de hacer fotos eróticas masculinas que exciten a las mujeres. El objetivo está claro: Mantener el nivel erótico bien alto!


A menudo os hemos recomendado mandaros fotos eróticas, especialmente con el móvil, o incluso convertirlo en un juego de pareja. Pero también hemos comentado varias veces que las mujeres no son tan visuales como los hombres: Un simple desnudo no les excita tanto. Así que ellas lo tienen más fácil: Pueden quitarse la ropa poco a poco, ir haciendo fotos, y tienen un buen arsenal para mantenernos a tope. Por el otro lado los tíos vamos a tener que trabajarlo un poco más para ponerlas a tono con unas imágenes, así que vamos a ver qué armas tenemos.

Lo primero: Conoce a tu público

Esto es una obviedad: No a todas les gusta lo mismo, así que asegúrate de tener claro qué le pone a tu pareja. ¿Cuál es la parte de tu cuerpo que más le excita, la que hace que se muerda los labios cuando te ve desnudo? Pues ésa es la clave en las fotos!

Y luego están los detalles: ¿Le gusta el vello púbico o prefiere verte afeitadito? ¿Hay alguna ropa tuya que le encante cómo te queda puesta? ¿Le encanta verte húmedo?

 

Segundo: Preparación

El error más común es hacerse una foto con un móvil en un baño, sin preparación alguna. NO, de verdad. La baza del baño no puede ser erótica en una foto, lo sentimos. Y el caos de vuestra habitación sólo le hará pensar en todo lo que tenéis que ordenar.

Asume que si quieres hacer una foto que excite a tu pareja vas a tener que dedicarle tiempo: Pensarla, preparar el entorno, hacer varias pruebas, escoger una… Es el precio a pagar por el éxito erótico!

 

Tercero: Posa!

Este es un problema habitual de los tíos: No estamos acostumbrados a posar, porque no estamos acostumbrados a ser el centro de atención. Pero fijaos en las fotos tipo Playboy: todas son poses destinadas a remarcar el cuerpo. La cadera hacia un lado para marcar la cintura, las piernas ligeramente abiertas para atraer la atención a los genitales, los brazos doblados detrás de la cabeza para marcar el pecho… Los fotógrafos profesionales se saben todos los trucos, pero tú tendrás que ponerte delante de un espejo y probar todo lo que se te ocurra para ver qué te funciona: Qué pose resalta tus músculos, tu forma, lo que le gusta a tu pareja, y por el contrario oculta esos defectos que todos tenemos.

Así que hazte un montón de fotos (nada de con el móvil en la mano, usa una app como la que te recomendamos en este post para que sea cómodo) y elige pose.

Cuarto: Los detalles

Los detalles son lo que hacen especial a la foto, aquí te damos un listado:

  • La iluminación: No dejes que sea una iluminación pobre la que acabe con tu foto. Sin llegar a los juegos profesionales tienes muchas opciones:
    • Luz sólo desde un lado, con mucho contraste
    • Luz solar al lado de la ventana, que dé brillos
    • Luz a través de una cortina o persiana
    • Muy poca luz, de forma que sólo se entrevea
    • Luz de colores
  • La ropa: ¿Dónde están esos boxers o calzoncillos que tanto le gustan cuando los llevas puestos? ¿O la camiseta ajustadísima? O incluso una camisa o traje completo!
  • Espejos: Un clásico, en vez de hacerte fotos directamente usar un espejo para darle un toque más voyeur
  • El ángulo: Puedes hacer las fotos desde abajo si quieres remarcar tu altura o las piernas, o desde arriba si quieres que se vean tus pectorales, desde atrás para el trasero… Con el móvil es muy fácil jugar a ponerlo en distintos sitios y probar a ver qué tal se ven.
  • Sugerir, no enseñar: No hace falta enseñar todo el pene de golpe, puede ser un bulto sugerente bajo los calzoncillos, o estar un poco tapado por la toalla, o simplemente detrás de algún objeto. Empieza siempre ocultando, y que quiera más!
  • Excítate: Un pene flácido no ayuda, porque no demuestra excitación. Tampoco hace falta que estés como una roca, pero que se vea tu tamaño.
  • Cara o no cara: A tu pareja le encantará ver tu cara, pero evidentemente tiene el riesgo de que se te pueda reconocer en la foto. Tendrás que decidir si el canal por el que pasas la foto es lo suficientemente seguro y es difícil que existan errores (p.ej. con una app específica para parejas)
  • Prepara tu cuerpo: Dúchate, aféitate y arréglate los bajos, córtate las uñas… todo l que haga que quedes mejor merecerá la pena.

Cinco: creatividad

Una vez hayas controlado los básicos puedes divertirte dejándote llevar. Vamos, que disfrutes lo de hacerte fotos y no sólo pienses en el resultado final. Al fin y al cabo la fotografía es un hobbie muy extendido!

Puedes dedicar un montón de tiempo a conseguir la foto perfecta de las gotas de agua de la ducha sobre tu piel, o a presentar algún tipo de “roleplay” en el que sales trabajando en el coche con manchas de grasa. Lo que se te ocurra que te sea divertido!

Conclusión: a trabajar!

La idea final es que hay que probar hasta que encontrar tus puntos fuertes en la foto. Hazte unas cuantas sesiones sin intención de enviárselas a nadie, y luego repásalas. P.ej. haz una sesión cada vez que te des una ducha sólo en casa, y verás cómo encuentras algo que la pondrá a cien.

Un último apunte: Controla el tamaño de la foto! Si haces la foto a máxima calidad acabarás teniendo una foto muy pesada y lenta de ver. Asegúrate durante las pruebas de que consigues una calidad que se vea suficientemente bien en el móvil y no pese demasiado.

Categorías: Generales